Tres poemas de Juan José Saer

Juan José Saer


El arte de narrar

Cada uno crea
de las astillas que recibe
la lengua a su manera
con las reglas de su pasión
-y de eso, ni Emanuel Kant estaba exento



Vecindad de Logroño

Anotar: en la siesta que arde
la noche voluntaria hace señas,
desde lejos, ubicua,
en la constancia amarilla. Anotar:
viñas verdes sobre tierra roja. Anotar que
la liebre, presa y escándalo,
desea al faro que la inmoviliza.
Anotar: abismos soleados
en días cuyo nombre es legión.




Puente colgante ciudad de Santa Fe



Leche de la Underwood

Por delicadas que sean, las mañanas
envilecen; lo destructible vacila
y lo que pareciera, frente a nosotros, perdurar,
no nos acoge, menos cruel que indiferente. Animal
anónimo, por más que grites, nadie escucha,
y ni por lejos la lengua es la que conviene.
Existe, tal vez, en alguna parte, un idioma,
nadie niega, pero habría que desandar,
salir, si fuese posible, del centro de la noche,
y empezar de nuevo con otra clase de balbuceo.
Tantas tardes que resbalan:
ya no se sabe
en qué mundo se está, y sobre todo si se está
en un mundo. Se muerde
un fantasma de manzana, mientras sigue merodeando,

como desde un principio, lo oscuro. Destellos
de un sol de invierno en la ciudad
transparente; brillos, rápidos o lentos,
que algunos blanden como pruebas
abandonándose, soñadores, su tibieza. Entre tantas
estrellas, esperanzas: relentes
de un reino animal.




Río Paraná
 
 
En su propia voz:
http://www.ivoox.com/juan-jose-saer-leche-underwood-audios-mp3_rf_103885_1.html

10 comentarios:

Curiyú dijo...

Saer es mi escritor argentino preferido. Saer es uno de mis escritores preferidos. Creo que sólo Kafka o Murakami me gustan tanto.
Pero Saer me encanta porque pone en funcionamiento a partir del lenguaje, un mecanismo que instala la "duda", que deja latente la fragilidad de todas las estructuras que creemos firmes.
Los puntos de vista no hacen más que desestabilizar todo aquello que consideramos "verdad".
En ese sentido, estos poemas que tenía olvidados en un rincón, ahora que vuelvo a leerlos, parecen un resumen magnífico de su riquísima literatura.
De modo que digo: gracias por traerlo, gracias por recordarnos a Saer, cuya escritura es "imborrable".
Un abrazo.

Laura Giordani dijo...

Hola Curiyçu- Darío: qué bueno que hayas vuelto a disfrutar la lectura de los poemas de Saer. A mí también me encanta y su escritura crece en cada relectura.

Un abrazo y gracias por tu huella.

Laura.

romina dijo...

Saer es uno de mis preferidos, también. Pero conozco muy poco de su poesía, es un hallazgo para mi. Gracias por esto!
Abrazo

Arturo Borra dijo...

Qué hermosa entrada Laura. Todo me resulta familiar, extrañamente familiar, no sólo porque su escritura recorre la ciudad en la que nací, sino porque me ayuda a volver a ella y leerla desde dentro.

Aunque me interesa más su prosa narrativa que su poesía, estos poemas tienen sus pinceladas, rotundas, escapando a cualquier efectismo. Me parece especialmente poderosa esa imagen de hacer una lengua individualizada de las astillas heredadas.

Como animales anónimos, a veces uno también siente que nadie escucha esa lengua lejana, idioma que existe recónditamente, sin certeza, y que nos exige otra marcha, un mirar atrás, volver al balbuceo o la noche, que es otra de sus formas. Andar así: sin saber en qué mundo, si hay mundo,en esa oscuridad de la que fecunda la esperanza.

Gracias por compartir estos poemas y de hacerme regresar a mi Santa Fe natal.

Un beso,

Arturo

Luis Nieto - 'Papelylápiz' dijo...

Laura, llevo horas en recorrido por tu blog, que veo interesantísimo y generoso con la poesía, puesto que las entradas no son sólo poemas tuyos y divulgas los de otros. Te vi recitar en la Feria del Libro de León, tras de lo cual conseguí un ejemplar de 'Materia oscura'. Yo soy -seré- un eterno aprendiz, pero ya no pienso parar. Desde mi blog puse un enlace a éste -espero no te parezca mal.
Mil gracias por tu entrega, por tus regalos.
Un fuerte abrazo desde 'Poemas del volcán'

Laura Giordani dijo...

Bueno Romina: me alegra entonces que hayas podido encontrarte con su poesía. Lo celebro, de corazón.

Un saludo afectuoso,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Qué hermoso comentario Arturo! Conozco bien tu cercanía con Saer y la intensidad con la que esos puentes colgados sobre el Paraná deben relampaguear en tu memoria también.

Un beso,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Luis: bienvenido a este espacio que desde ahora es tuyo también. Gracias por la escucha del recital de León, me sentí muy cómoda en aquel lugar y con ese público tan receptivo.

Un cálido y saludo y espero poder visitar tu blog en estos días.

Laura.

Anónimo dijo...

Estoy haciendo una ponencia para La Feria del Libro en San Lorenzo Santa Fe. Gracias por este blog. Me ayudó mucho. Silvia Moreno de FLB.

Laura Giordani dijo...

Silvia: me alegra que el blog te haya resultado de utilidad. Un cálido saludo desde España. Laura,