domingo, 2 de noviembre de 2008

Extracción de la piedra de la locura -Alejandra Pizarnik






He encontrado este video; son casi 8 minutos. He acompañado con texto que se puede leer completo en el enlace a la página de la que fue extraído. Ojalá lo disfruten.


Extracción de la piedra de la locura



Elles, les âmes (...), sont malades et elles souffrent et nul ne leur porte remède; elles sont blessées et brisés et nul ne les panse.
Ruysbroeck



La luz mala se ha avecinado y nada es cierto. Y si pienso en todo lo que leí acerca del espíritu... Cerré los ojos, vi cuerpos luminosos que giraban en la niebla, en el lugar de las ambiguas vecindades. No temas, nada te sobrevendrá, ya no hay violadores de tumbas. El silencio, el silencio siempre, las monedas de oro del sueño.

Hablo como en mí se habla. No mi voz obstinada en parecer una voz humana sino la otra que atestigua que no he cesado de morar en el bosque.

Si vieras a la que sin ti duerme en un jardín en ruinas en la memoria. Allí yo, ebria de mil muertes, hablo de mí conmigo sólo por saber si es verdad que estoy debajo de la hierba. No sé los nombres. ¿A quién le dirás que no sabes? Te deseas otra. La otra que eres se desea otra. ¿Qué pasa en la verde alameda? Pasa que no es verde y ni siquiera hay una alameda. Y ahora juegas a ser esclava para ocultar tu corona ¿otorgada por quién?, ¿quién te a ungido?, ¿quién te ha consagrado? El invisible pueblo de la memoria más vieja. Perdida por propio designio, has renunciado a tu reino por las cenizas. Quien te hace doler te recuerda antiguos homenajes. No obstante, lloras funestamente y evocas tu locura y hasta quisieras extraerla de ti como si fuese una piedra, a ella, tu solo privilegio. En un muro blanco dibujas las alegorías del reposo, y es siempre una reina loca que yace bajo la luna sobre la triste hierba del viejo jardín. Pero no hables de los jardines, no hables de la luna, no hables de la rosa, no hables del mar. Habla de lo que sabes. Habla de lo que vibra en tu médula y hace luces y sombras en tu mirada, habla del dolor incesante de tus huesos, habla del vértigo, habla de tu respiración, de tu desolación, de tu traición. Es tan oscuro, tan en silencio el proceso a que me obligo. Oh habla del silencio.

De repente poseída por un funesto presentimiento de un viento negro que impide respirar, busqué el recuerdo de alguna alegría que me sirviera de escudo, o de arma de defensa, o aun de ataque. Parecía el Eclesiastés: busqué en todas mis memorias y nada, nada debajo de la aurora de dedos negros. Mi oficio (también en el sueño lo ejerzo) es conjurar y exorcizar. ¿A qué hora empezó la desgracia? No quiero saber. No quiero más que un silencio para mí y las que fui, un silencio como la pequeña choza que encuentran en el bosque los niños perdidos. Y qué sé yo qué ha de ser mí si nada rima con nada.


Te despeñas. Es el sinfín desesperante, igual y no obstante contrario a la noche de los cuerpos donde apenas un manantial cesa aparece otro que reanuda el fin de las aguas.

Sin el perdón de las aguas no puedo vivir. Sin el mármol final del cielo no puedo morir...




Para leer el texto completo:


*La extracción de la piedra de la locura era una supuesta operación quirúrgica realizada durante la Edad Media. Según los testimonios escritos, consistía en la extirpación de una piedra que causaba la necedad en el hombre, la suprema estupidez. Los testimonios dan a entender que algunos casos que realmente se ejecutaron tenían el carácter de una lobotomía. En la práctica más frecuente, esta extracción era un rito simbólico que el curandero realizaba sobre el paciente, para curarle de la estulticia. El Bosco plantea la escena en un círculo, rodeado por una leyenda en hermosos caracteres góticos: "Maestro, quíteme la piedra, me llamo Lubbert Das". Este nombre es un tópico en la cultura neerlandesa para designar al culmen de la estupidez humana.

17 comentarios:

Nuria dijo...

cuántas veces me he grabado ese texto en la cabeza...

Jesús Ge dijo...

¿Es la voz original de Alejandra Pizarnik?
Nunca la había escuchado.

A cuántos deberíamos extraerles dicha piedra...

Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

Pizarnik crece, abre su fosa que es una garganta inmensa, una noche que escucha lo perdido, que asesina la nada, que astilla los centauros y las paredes del viento.
Y los huérfanos
con su nana se duermen
escondidos de la furia
inclemente de las horas...

Gracias opr tan selecta lectura.

Un beset

Víktor

Eddie (J.Bermúdez) dijo...

IAN CURTIS+ALEJANDRA PIZARNIK+NICK CAVE= des-cubriendo los ruidoso y lo callado del Abismo....


buenos gustos...impresionante el video de alejandra, de los tres nos sabría con cual quedarme...mejor con los tres!!!!

una abraçada

eddie

Saiza dijo...

Tienes un mensaje en mi blog..sigue sus latidos hasta la entrada Meme: Seis motivos de felicidad. Un abrazo y siempre es una delicia visitarte.

Laura Giordani dijo...

Sé que eres una buena lectora de Pizarnik y me encanta que puedas disfrutar una vez más su poesía aquí, Nuria.
Esta entrada va entonces dedicada a tí.
Un abrazo fuerte.
Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Jesús. No es la voz original de Alejandra, tengo entendido. Ya colgaré algo con su propia voz y echarás a temblar; una voz grave, cavernosa, telúrica...lo que ocurre es que esos audios suelen tener muy mala calidad.
Gracias por tu paso.
De corazón,
Laura.

Laura Giordani dijo...

Me encanta que respondas las entradas con poesía, Víktor. Es una hermosa manera de dialogar con el texto.

Alejandra Pizarnik es una de las tantas fosas abiertas en la noche, en la garganta desde donde surjen las preguntas que nos desvelan.
Un abrazo grande y gracias, Víktor.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Eddie: me alegra que pases por aquí y que te guste mi-vuestra casita. Me apasiona la música de Joy Division y de Nick Cave en todo su periplo (The Birthday Party, The Bad Seeds, en solitario, etc.)

Cuando quieras, eres bienvenido aquí.

Otro abrazo,
Laura

Laura Giordani dijo...

Uy Saiza... qué linda sorpresa. De verdad, agradezco mucho tus palabras y que aquí puedas encontrar algo de paz. Ya leeré con más detenimiento para ver de qué se tratan estas menciones porque me ha parecido que se trata de seguir reconociendo otros blogs.

Un abrazo agradecido.
Laura.

L.B dijo...

Laura, perdóme que lo meta aquí pero es que estaba leyendo una entrevsta y esto me ha recordado a ti:

"Uno nunca termina de comprender por qué escribe, pero para mí ya desde chico fue un impulso que me encantó. En aquellos tiempos a lo mejor tenía ciertos sueños tópicos como cierta ansia de inmortalidad, pero ahora estoy más próximo de lo que dice García Márquez, quien dice escribir para que le quieran sus amigos. Si vemos que los animales cuidan su plumaje y hacen tantas cuestiones para conquistar y el ser humano se intenta embellecer, no entiendo por qué no intenta embellecerse por dentro, así tendría un amor y una belleza sincera, no una cuestión mecánica y especulativa. La poesía es una manera de amar la belleza."

Y bueno, sobre Pizarnik, qué te voy a decir?
lo he leído esta mañana y lo he pegado como comentario en un blog.

Un beso con amor!!!

Laura Giordani dijo...

Gracias LU por dejar ese fragmento de entrevista. No te preocupes que no pasa nada porque lo traigas aquí. Recuerdo nuestra charla en Priego y desde luego que hay muchas respuestas posibles a por qué escribimos... pero la respuesta "básica" afectiva, desnuda, para mí tiene que ver con una búsqueda de reconocimiento y amor. Sé que esta respuesta es reduccionista y que, desde luego, no es seductora intelectualmente. A uno lo acribillarían -muy posiblemente- si contestara desde esa desnudez-vulnerabilidad emotiva en algún espacio público. Pero sinceramente ¿No es el "otro" constitutivo de lo que somos y de lo que escribimos también? Aunque es más "cool" decir: "escribo para mí mismo"...
Me encanta el poema de Chantal Maillard "Escribir" que concluye:

"Escribo para que el agua envenenada pueda beberse".

De corazón, Lu: muchas gracias.

Un abrazo grande.

Laura.

Stalker dijo...

Querida Laura:

qué entrada tan fantástica. Ya ardo en deseos de que cuelgues un audio con la voz de Pizarnik, que he tenido la posibilidad de oír y es una experiencia estremecedora, intransferible (te pediré permiso, claro, para llevarla a mi blog, ya sabes lo que me gustan los audios de poetas recitando...).

Que la realidad conspire a tu favor...

Abrazos

Laura Giordani dijo...

Querido Stalker:

Cómo me alegra encontrar tu huella aquí, que dejes tu rastro.

La voz de Alejandra es alucinante; prontito cuelgo algún audio y -por supuesto- puedes llevarla a tu blog sin pedir permiso.

Lo mejor para tí.
Un abrazo,
Laura.

ana dijo...

está ese cuadro sensacional del bosco...

Martín Rabezzana dijo...

Alejandra Pizarnik consumió anfetaminas que naturalmente, le causaron problemas físicos y de los llamados mentales; lo que necesitaba para recuperarse era dejar las drogas pero recibió un tratamiento con psicofármacos; en los mismos prospectos de los psicofármacos (hasta de los antidepresivos) está reconocido que su toma aumenta los deseos y las conductas suicidas; hay más de sesenta mil casos de suicidios por su toma hasta de chicos de 5 años... ella fue una víctima más del tratamiento psiquiátrico denunciado por los mismos psiquiatras que fundaron al movimiento antipsiquiátrico; esto es algo que al hablarse de Pizarnik no se dice, y es algo que puede prevenir que alguien pida ayuda en el lugar incorrecto; "ayúdame a no pedir ayuda, me van a morir", escribió más o menos...

Laura Giordani dijo...

Muchas gracias por la información tan valiosa que aportas, Martín. Hay que denunciar sin cese este tema ya que en la actualidad la industria farmacológica y cierta psiquiatría, continúan causando estragos... Un saludo.