miércoles, 28 de enero de 2009

Belén Gopegui y Eva Fernández: Diálogos (Valencia, 31 de enero)


Fachada de la Librería Primado


Hemos recibido esta invitación de Quique Falcón, Víktor Gómez y nuestro entrañable librero Miguel Morata (Librería Primado) para el próximo Sábado; seguro que se generará un diálogo muy rico.
Queridos amigos:

Tenemos una cita importante en Valencia este sábado, ... por si queréis sumaros:

En la Librería Primado
Avda Primado Reig, 102
Valencia


a partir de las 7 de la tarde este sábado 31

diálogo con Belén Gopegui ("El padre de Blancanieves", "Lo real", "El lado frío de la almohada"...) y Eva Fernández (con su primera novela "Inmediatamente después").
------
Instantánea del recital de Alberto García Teresa, Carmen Camacho y David Franco Monthiel el pasado 23 de Enero.
--
--
Algo va aquí para ir mascando antes:

--Quizá haya llegado el momento de combatir también desde el lugar en donde se producen las ficciones. ¿Tiene sentido mostrar con la ficción una opresión que de sobra conocemos y en la que a veces participamos? Tal vez tenga sentido. Lo que parece claro es que esa crítica tal como se hace la mayoría de las veces desde el interior del capitalismo no moviliza ningún resorte en la imaginación de quien la recibe. Lo que parece claro es que desconocemos cuáles son los resortes que necesitamos movilizar. ¿Seríamos capaces de dejar atrás, mediante ficciones no melodramáticas, pero tampoco ambiguas, los valores individualistas, consumistas, irresponsables del mundo de hoy? Apenas lo hemos intentado.
(Belén Gopegui: "Sobre Los horacios y los curiacios: hipótesis para un arte coordinado")



--La novela del siglo XX es una novela "mutilada" en tanto que olvida su carácter y sus personajes políticos, en opinión de Belén Gopegui, autora de El padre de Blancanieves.
Gopegui considera que "no se puede considerar la vida de una persona y despojarla de lo político, porque la política está en el dinero que gana, en la relación con su familia". Al no introducir esa tipología de personajes, la novela del siglo XX se está "automutilando", apunta Gopegui, quien asegura: "Yo intento escribir saltándome esa mutilación".



--"Voy a escribir desde el yo porque tengo la edad de Mañas y cuando leí "Historias del Kronen" se suponía que se hablaba de mi generación. En realidad estas reflexiones son, en este sentido, un ajuste de cuentas con dos novelas de la llamada “Generación X” por parte de una lectora que ha necesitado cuestionarles para intentar expresarse de otra manera.

No voy a hablar de toda la Generación X al completo, porque no sabría determinar quiénes son, ni he leído la gran mayoría de lo que la crítica consideró sus obras exponenciales. Tampoco permanezco ajena al debate sobre su inexistencia como Generación, más allá del interés editorial de rentabilizar a ciertos autores y obras “jóvenes”, para cierto sector del mercado. Además de esta novela, he escogido de Lucía Etxebarría, Beatriz y los cuerpos celestes.



El eje de mi cuestionamiento deriva de que cierta crítica calificó a su literatura de “realismo crítico”. Mi propósito, es confirmar mis sospechas de que estas novelas del también llamado “realismo sucio”, ante todo, suponen una pérdida de la realidad, de la materialidad y, junto a ello, una pérdida del juicio, el dolor y la indignación. Este despegue de lo material es común a muchas novelas contemporáneas, pero en el caso de estas del “neorrealismo social”, la mentira es doble (...)
No entraré a valorar en ningún caso su calidad literaria –que ha sido de lo que más ha cuestionado la crítica-, aunque sí cuestiono cómo y para qué cuentan lo que cuentan y desde qué posición como narradores. Me pregunto, por tanto, si estas obras posibilitan el encuentro, la autonomía de juicio y la rebeldía o si más bien asientan el aislamiento, el laxismo y la indiferencia, fundamental a un sistema como el capitalista que se acepta, en estas novelas, como natural, e incluso, único posible (...)"

(fragmento de"Sobre el materialismo y dos novelas de la llamada Generación X",de Eva Fernández)
---
--
Belén Gopegui



Belén Gopegui nació en 1963 en Madrid.

Es hija del científico aeroespacial Luis Ruiz de Gopegui. Se licenció en Derecho la Universidad Autónoma de Madrid, pero antes de terminar sus estudios universitarios ya había decidido que lo que de verdad quería era ser escritora. "Estaba en cuarto de carrera, y leer cada vez me gustaba más. Estudié Derecho porque, bueno, porque entonces pensaba en ideales de justicia, arreglar el mundo, todo eso. Pero empecé a darme cuenta de que leer y escribir me gustaba demasiado. Acabé los estudios, se hilaron bien las cosas, empecé a colaborar en revistas, y pude ir sobreviviendo".


Obras

La escala de los mapas. Anagrama, 1993 (novela).
*Premio Tigre Juan, 1993
*Premio Iberoamericano de Primeras Novelas "Santiago del Nuevo Extremo" 1994
Tocarnos la cara. Anagrama, 1995 (novela).
Cualladó: puntos de vista, 1995
En desierta playa, 1995 (cuento).
La conquista del aire. Anagrama, 1998 (novela). Llevada al cine por Gerardo Herrero con el título Las razones de mis amigos (2000).
-
Lo real. Anagrama, 2001 (novela).

* Finalista del XIII Premio Rómulo Gallegos 2003
* Finalista del I Premio Fundación José Manuel Lara de Novela 2002
* Finalista del Premio de la Crítica 2001
El lado frío de la almohada. El Cultural, 26 junio de 2003 (cuento).
La suerte dormida, 2003 (guión de cine, con Ángeles González-Sinde).
El principio de Arquímedes, 2004 (guión de cine para la película de Gerardo Herrero).
El lado frío de la almohada. Anagrama, 2004 (novela).

El padre de Blancanieves. Anagrama, 2007 (novela


Eva Fernández



Eva Fernández nació en Arévalo, Ávila, en 1970.
Su primera novela Inmediatamente después, fue publicada por la Editorial Caballo de Troya

“Construiré una fuerza en la que me refugiaré para siempre”.

Simone de Beauvoir


Más información sobre este encuentro, en los blogs de Víktor Gómez y Librería Primado


martes, 20 de enero de 2009

Esas palabras



Invocar esas palabras
caídas desde azoteas que tiemblan
precipitadas con furia
de compuerta abierta con retraso
esas que rompen
la compostura
de los rellanos---------el maleficio
de las vidas a media asta.

Rebuscar más alto
más hondo
en la rama que no se alcanza
sin exiliar las palmas del suelo.

Esas palabras
que sólo se revelan
cuando los pies se impacientan
junto al precipicio.


Laura Giordani
de Cartografía de lo blando (2005)

miércoles, 14 de enero de 2009

Dos poemas del libro el Árbol de Reinhard Huamán Mori



a helena roig, hija de míl

-----Y
------SIN EMBARGO
era un río donde no crecían
----------ni raíces
----------láudano
------ni fuego de árbol
ni siquiera...
-----ni aún siquiera...
ni la tierra cuando fue ceniza
-----derramada en sus horas repetidas
sordas entre sistros y
-----------tambores
y unos cantos como
ramas alargadas

ni la lumbre retumbaba
----------ni bellísima la encina
nos hundía el corazón en
--------------las alturas

------dinastías de vástagos y dotes
dinastías que se entierran
-------------en ciudades
ciudadelas que se pierden en rescates
y un hedor de boca
----------restituye el don primero de las
--------------------------cosas:
-----esta su primera causa
----------donde brota el cedro sin semilla
----------------la historia
----------------su anatema

--
--


--
--

JÚBILO DE PINOS y
---------------osamentas
temblor de tierra
------y un encuentro afortunado de
---------------------veranos!
aquí los tallos nunca fueron
-----------------tan delgados
aquí sus líneas nunca crecen
--------------------------—ni hacia arriba—
dulzura de vísceras
-----------y la hambruna de una mar
que no tolera
el auxilio de sus necedades

pero soñábamos...


Reinhard Huamán Mori (Lima, Perú, 1979)

Ha realizado los estudios de Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Es director de la revista de literatura ginebra magnolia, y co-director del sello editorial Campo de Gules.

Ha publicado poemas, ensayos, crítica y traducciones del italiano.
--
Publicó el poemario el Árbol (tRpode, 2007).


Enlace a la revista ginebra magnolia:
-----
http://ginebramagnolia.wordpress.com/
----
Correo de contacto: reinhardhm@yahoo.com




Portada del libro el Árbol que tuve oportunidad de conocer este pasado Septiembre en La Piedra en el charco, ciudad de Teruel. El diseño del libro es precioso y tiene incorporado una lámina de madera, con toda la textura de corteza de árbol.

jueves, 8 de enero de 2009

Dos poemas de Pedro Montealegre: una voz austral que levanta la hojarasca.


Les pedí que levantaran la hojarasca,
que me vieran las piedras: mi corazón allí,
el ramaje, la espesura.

Pedro Montealegre


Hermanos

1

Caían verdes los niños. Yo era uno de ellos,
buscando el molino, la memoria de verse
como una espiga más sobre el viento. Otra piedra
que ponga su peso en la memoria: renaciendo
la voz y el miedo a los rastros. Las estrellas dispersas
en medio de la taza, vestidos de blanco, rezando a las frutas
para que abran su estigma como un poco de voz.
Caían verdes los niños. Y los padres trenzaron
la niebla del mediodía, rompiendo ese vidrio.
Nacieron de las flores, a la espera del vuelo
que los hizo siemprevivos, sin rayo, ni lluvia.
Y yo supe que la vida es un cerco de líquenes
y que las horas son hermanas que peinan sus muñecas.
Caían verdes los niños: mis manos de aserrín,
cayeron después y no alcanzaron a recogerlos.


Bosque de arrayanes


4

Yo tengo en mi casa un puñado de hojas, y veo que el día
me las hace tierra. Yo veo que el día desnuda su esqueleto,
y las vuelve óxido. Y a ti no te importa porque vas desnudo:
tu nervadura articula el lenguaje del silencio. Y sabes que ella,
la muerte redonda, cabe en el clavo que afirma mi casa:
un pilar, una esquina, el cajón de un mueble. Y tú vas desnudo,
porque la muerte es el ropaje que no logra cubrirte,
así como mi casa me cierra los ojos y roza mi mejilla
con el mismo soplo con que apaga la vela. Yo tengo en mi casa
un puñado de hojas y vas con tus párpados y ya las barres.
Y todo el misterio es claro como un huevo, y la cáscara de calcio
te será nutritiva si la mueles con las palmas. Y todo el misterio
es tu voz de muchacho, tus cimientos de muchacho: esas manos
que saben tomar el insecto de la muerte y treparlo por los dedos
hasta que vuele a la bujía. Mi casa es la bujía. Y adentro te llamo.



Pedro Montealegre (Santiago de Chile, 1975) es periodista. Actualmente prepara la tesis del doctorado en Lengua y Literatura Hispánicas de la Universitat Jaume I, en Castellón, y forma parte de la Unión de Escritores del País Valenciano.
Reside en Manises, Valencia, desde el año 2001.
Ha publicado los libros Santos Subrogantes (Ediciones de la Universidad Austral de Chile, 1998); La Palabra Rabia (Editorial Denes, Valencia, 2005), El Hijo de Todos (Ediciones del 4 de Agosto, 2006) y Transversal ( Ediciones el billar de Lucrecia, 2007).