miércoles, 28 de enero de 2009

Belén Gopegui y Eva Fernández: Diálogos (Valencia, 31 de enero)


Fachada de la Librería Primado


Hemos recibido esta invitación de Quique Falcón, Víktor Gómez y nuestro entrañable librero Miguel Morata (Librería Primado) para el próximo Sábado; seguro que se generará un diálogo muy rico.
Queridos amigos:

Tenemos una cita importante en Valencia este sábado, ... por si queréis sumaros:

En la Librería Primado
Avda Primado Reig, 102
Valencia


a partir de las 7 de la tarde este sábado 31

diálogo con Belén Gopegui ("El padre de Blancanieves", "Lo real", "El lado frío de la almohada"...) y Eva Fernández (con su primera novela "Inmediatamente después").
------
Instantánea del recital de Alberto García Teresa, Carmen Camacho y David Franco Monthiel el pasado 23 de Enero.
--
--
Algo va aquí para ir mascando antes:

--Quizá haya llegado el momento de combatir también desde el lugar en donde se producen las ficciones. ¿Tiene sentido mostrar con la ficción una opresión que de sobra conocemos y en la que a veces participamos? Tal vez tenga sentido. Lo que parece claro es que esa crítica tal como se hace la mayoría de las veces desde el interior del capitalismo no moviliza ningún resorte en la imaginación de quien la recibe. Lo que parece claro es que desconocemos cuáles son los resortes que necesitamos movilizar. ¿Seríamos capaces de dejar atrás, mediante ficciones no melodramáticas, pero tampoco ambiguas, los valores individualistas, consumistas, irresponsables del mundo de hoy? Apenas lo hemos intentado.
(Belén Gopegui: "Sobre Los horacios y los curiacios: hipótesis para un arte coordinado")



--La novela del siglo XX es una novela "mutilada" en tanto que olvida su carácter y sus personajes políticos, en opinión de Belén Gopegui, autora de El padre de Blancanieves.
Gopegui considera que "no se puede considerar la vida de una persona y despojarla de lo político, porque la política está en el dinero que gana, en la relación con su familia". Al no introducir esa tipología de personajes, la novela del siglo XX se está "automutilando", apunta Gopegui, quien asegura: "Yo intento escribir saltándome esa mutilación".



--"Voy a escribir desde el yo porque tengo la edad de Mañas y cuando leí "Historias del Kronen" se suponía que se hablaba de mi generación. En realidad estas reflexiones son, en este sentido, un ajuste de cuentas con dos novelas de la llamada “Generación X” por parte de una lectora que ha necesitado cuestionarles para intentar expresarse de otra manera.

No voy a hablar de toda la Generación X al completo, porque no sabría determinar quiénes son, ni he leído la gran mayoría de lo que la crítica consideró sus obras exponenciales. Tampoco permanezco ajena al debate sobre su inexistencia como Generación, más allá del interés editorial de rentabilizar a ciertos autores y obras “jóvenes”, para cierto sector del mercado. Además de esta novela, he escogido de Lucía Etxebarría, Beatriz y los cuerpos celestes.



El eje de mi cuestionamiento deriva de que cierta crítica calificó a su literatura de “realismo crítico”. Mi propósito, es confirmar mis sospechas de que estas novelas del también llamado “realismo sucio”, ante todo, suponen una pérdida de la realidad, de la materialidad y, junto a ello, una pérdida del juicio, el dolor y la indignación. Este despegue de lo material es común a muchas novelas contemporáneas, pero en el caso de estas del “neorrealismo social”, la mentira es doble (...)
No entraré a valorar en ningún caso su calidad literaria –que ha sido de lo que más ha cuestionado la crítica-, aunque sí cuestiono cómo y para qué cuentan lo que cuentan y desde qué posición como narradores. Me pregunto, por tanto, si estas obras posibilitan el encuentro, la autonomía de juicio y la rebeldía o si más bien asientan el aislamiento, el laxismo y la indiferencia, fundamental a un sistema como el capitalista que se acepta, en estas novelas, como natural, e incluso, único posible (...)"

(fragmento de"Sobre el materialismo y dos novelas de la llamada Generación X",de Eva Fernández)
---
--
Belén Gopegui



Belén Gopegui nació en 1963 en Madrid.

Es hija del científico aeroespacial Luis Ruiz de Gopegui. Se licenció en Derecho la Universidad Autónoma de Madrid, pero antes de terminar sus estudios universitarios ya había decidido que lo que de verdad quería era ser escritora. "Estaba en cuarto de carrera, y leer cada vez me gustaba más. Estudié Derecho porque, bueno, porque entonces pensaba en ideales de justicia, arreglar el mundo, todo eso. Pero empecé a darme cuenta de que leer y escribir me gustaba demasiado. Acabé los estudios, se hilaron bien las cosas, empecé a colaborar en revistas, y pude ir sobreviviendo".


Obras

La escala de los mapas. Anagrama, 1993 (novela).
*Premio Tigre Juan, 1993
*Premio Iberoamericano de Primeras Novelas "Santiago del Nuevo Extremo" 1994
Tocarnos la cara. Anagrama, 1995 (novela).
Cualladó: puntos de vista, 1995
En desierta playa, 1995 (cuento).
La conquista del aire. Anagrama, 1998 (novela). Llevada al cine por Gerardo Herrero con el título Las razones de mis amigos (2000).
-
Lo real. Anagrama, 2001 (novela).

* Finalista del XIII Premio Rómulo Gallegos 2003
* Finalista del I Premio Fundación José Manuel Lara de Novela 2002
* Finalista del Premio de la Crítica 2001
El lado frío de la almohada. El Cultural, 26 junio de 2003 (cuento).
La suerte dormida, 2003 (guión de cine, con Ángeles González-Sinde).
El principio de Arquímedes, 2004 (guión de cine para la película de Gerardo Herrero).
El lado frío de la almohada. Anagrama, 2004 (novela).

El padre de Blancanieves. Anagrama, 2007 (novela


Eva Fernández



Eva Fernández nació en Arévalo, Ávila, en 1970.
Su primera novela Inmediatamente después, fue publicada por la Editorial Caballo de Troya

“Construiré una fuerza en la que me refugiaré para siempre”.

Simone de Beauvoir


Más información sobre este encuentro, en los blogs de Víktor Gómez y Librería Primado


4 comentarios:

J.Garés Crespo dijo...

Parece evidente que buena parte de la credibilidad del sistema pasa por consentir, en sus márgenes, la disidencia. Tiempo habrá de que se reintegren, mientras no se cuestione el nucleo del centro y el punto neurálgico de su poder. No sólo con la literatura y la filosofía, también con la psiquiatria funciona este esquema.
¿Será que no tuvimos suficiente lección con la gauche divine?.
Un saludo, Laura.

Leonardo dijo...

Ayer lamenté que Valencia parecía más lejos que de costumbre. ¿Tendremos algunas minucias del debate los extranjeros?
Un saludo.

Laura Giordani dijo...

Hola José:

Tienes razón; este sistema tiene una capacidad enorme de asimilación y neutralización, incluso de esos elementos que pueden poner en crisis su mantenimiento. Es a ese núcleo del poder que mencionas, al que hay que dirigirse para que las intervenciones tengan eficacia, si no es cortar una cabeza de serpiente para que se reproduzcan otras diez.

Gracias por tu comentario José y espero que estés muy bien.

Un abrazo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Leonardo: ojalá estuvieras más cerca físicamente para poder compartir estos diálogos. A ver si puedo ir incluyendo algunas cuestiones surgidas para compartir.

Un cálido saludo,

Laura.