Presentación de "Corre, corre, niño de arena", de Antonio Martínez


Viernes 18 de septiembre a las 19,30 h.,
Librería Primado
(Avda. Primado Reig, 102. Valencia)
--
Presentación del poemario Corre, corre, niño de arena
de Antonio Martínez i Ferrer.
----
La presentación estará a cargo de Enrique Falcón y Viktor Gómez
---
Las voces de trueno
llenan de espanto
las noches del niño de arena.
¿Quién provocará la risa,
si el bazar de los sueños
ha sido saqueado?


A propósito de la poética de Antonio Martínez, por Arturo Borra.

Poetizar en las condiciones del presente es una práctica imposible y necesaria a la vez. «Imposible» –en su sentido psicoanalítico- porque implica una brecha insalvable entre la búsqueda estética y aquello que finalmente se encuentra: paisajes de la desolación, extensión de una máquina devastadora que arrasa cotidianamente cientos de miles de vidas, tanto en las formas más visibles de la guerra o el genocidio, como en sus formas menos perceptibles pero no menos reales (...)«Necesaria», a su vez, en la medida misma en que esa práctica poética se auto-implique en la transformación de las condiciones del presente que la hacen “imposible”. (...) Entre su deseo de cambiar el mundo y el hallazgo decepcionante de no hacerlo se alzará una distancia estructural que, objetivamente, ninguna poética puede suprimir por sí sola. (...)En términos globales, la poética militante de Antonio Martínez es la continuación de la lucha política por otros medios, sin por ello suprimir la diferencia específica que marca una distancia con respecto a la inmediatez de aquella, por más borrosa que sea la frontera en ciertos pasajes poéticos donde irrumpe la dificultad objetiva de elaborar el horror percibido.
--
--
Extraído del blog de Arturo Borra

5 comentarios:

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Ojalá la poesía sirviera para cambiar el mundo. Al menos, conformémonos con que diga el mundo y ese decir no nos deje indiferentes.

Lola Torres Bañuls dijo...

Así es y Antonio Martinez lo consigue.

Ese libro esta muy, muy bien.

Un abrazo.

Laura Giordani dijo...

Ojalá Esther, ojalá lgún poema hubiese sido capaz de cambiar el mundo: parar algún horno crematorio o alguna masacre... no le pidamos tanto a la poesía, como dices mientras no nos deje indiferentes, mientras nos sacuda y mantenga viva la sensibilidad para que no se necrose, no se duerma.

Que nos despabile en medio de la narcosis propuesta por el sistema.

Un abrazo y gracias por pasar,
Laura.

Laura Giordani dijo...

Qué bueno Lola... imagino que has podido hacerte con el libro. A ver si coincidimos en los próximos encuentros. El viernes que viene, estaremos presentando a Nuria Ruiz de Viñaspre y su Pez místico, ojalá puedas hacerte una llegadita.

Un abrazo,

Laura.

Lola Torres Bañuls dijo...

Laura lo intentare pero no puedo asegurar que vaya.

De todas formas si no voy pensare positivo para les salga bien la presentación.

Un abrazo.