viernes, 3 de octubre de 2008

Un poema de Víktor Gómez



Un violín roto, decía León Felipe.
Un caballo azul, George Trakl.
Un extraño animal, invocaba Blanca Varela.

Yo no sé,
en estas aguas transparentes,
en esta ausencia de barro,
cómo no beber
el veneno de su claridad sin
morir al bien
que enjugazado se quedó,
que se queda embarrando
- como mi infancia en su quicio -

desde una orilla de asnos insomnes.
Porque hay aguas limpias
que son mortales
pero ningún niño se murió
jugando en la orilla barrosa.


Yo no sé como explicarlo.

Dedicado a Ana Espinoza y Julio Obeso


(Del inédito "Perfeccione lo inútil a lo inútil")





El árbol de las cometas muertas

10 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Laura:

Estar aquí, en esta casa común, albergado en tu latido, es un generoso don.

un beset

Víktor

Nuria dijo...

Son magníficos estos versos de Viktor, tendré que hablar con él sobre ellos
Por cierto te comentó que iré a valencia viernes?? en fin , que me encantaría conoceros.... Solemos ir tb a Carcaixent y está bien cerquita de Alzira no?? en fin habla con V. a ver si es posible cita en valencia. Yo acabo de enviarle mail

Viktor Gómez dijo...

Compas:

Si bajais a valencia, Laura, Nuria, Arturo, podemos cenar juntos y más.

Sería estupendo poder vernos todos, ¿verdad?

Mañana veré a Arturo a mediodía. Ya comentamos,

Un beset Nuria, Laura

Víktor

Laura Giordani dijo...

Víktor:

Sabes que me gusta alojar tus letras (y la vida que pulsa en ellas) en este espacio. Y es que este poema, me encantó cuando lo leí en Dolmen... y ese final "Yo no sé cómo explicarlo"... mostrando la minusvalía del lenguaje para algunas vivencias o al menos nuestra propia minusvalía al balbucear la vida interior.

Hay caminos abiertos y lecturas aguardando en este poema.
Enhorabuena, Víktor.

Un abrazo fuerte.
Laura.

Laura Giordani dijo...

Es verdad Nuria: estos versos empapados en la orilla son magníficos.

Qué bien que vengas a Valencia... arreglamos para encontrarnos el Viernes a cenar, si te parece bien.

Un abrazo y hasta prontito.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Es verdad Nuria: estos versos empapados en la orilla son magníficos.

Qué bien que vengas a Valencia... arreglamos para encontrarnos el Viernes a cenar, si te parece bien.

Un abrazo y hasta prontito.

Laura.

FERNANDO LUCIANI dijo...

Muy buenas tus combinaciones poéticas y estéticas que están aquí.
Pastiche Pizarnik, naufragio de Subiela, Cave, y la intriga caminar por la calle Joy Division ...

Quimera dijo...

juguemos pues, en el barro.

Laura Giordani dijo...

Agradezco tus impresiones, Fernando y sabete bienvenido aquí, cuando quieras pasear o descansar por estos rincones existenciales.

Gracias de nuevo.
Un saludo

Laura.

Laura Giordani dijo...

Sí Quimera: juguemos en el barro sin miedo a la suciedad, como solo saben hacer los niños y los enajenados de toda aprensión, de todo ideal de impecabilidad.

Un saludo embarrado.

Laura.