sábado, 27 de septiembre de 2008

Dos poemas de Raúl Zurita


"El silencio con que son recibidos hoy los grandes poemas que continúan escribiéndose, es un silencio infinitamente elocuente del tiempo que nos tocó vivir: el tiempo de la agonía del lenguaje y de su sustitución por el inmenso ruido omnipresente de la publicidad".
Raúl Zurita.



Zurita
Como en un sueño, cuando todo estaba perdido
Zurita me dijo que iba a amainar
porque en lo más profundo de la noche
había visto una estrella
Entonces acurrucado contra el fondo de tablas del bote
me pareció que la luz nuevamente
iluminaba mis apagados ojos.
Eso bastó. Sentí que el sopor me invadía.


El desierto de Atacama IV

i. El Desierto de Atacama son puros pastizales.
ii. Miren a esas ovejas correr sobre los pastizales
del desierto.
iii. Miren a sus mismos sueños balar allá sobre esas
pampas infinitas.
iv. Y si no se escucha a las ovejas balar en el Desierto
de Atacama nosotros somos entonces los pastizales
de Chile para que en todo el espacio en todo el mundo
en toda la patria se escuche ahora el balar de nuestras
propias almas sobre esos desolados desiertos miserables.


Raúl Zurita nació el día 10 en Enero el año 1950 . Hijo de madre italiana, el italiano fue prácticamente su primera lengua y "La Divina Comedia" fue la primera obra literaria a través de la cual miró el mundo y que nutrió su propia obra. Estudió en el Liceo Lastarria, ingresando posteriormente a Ingeniería Civil en la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso. Obtuvo la Beca Guggenheim y se desempeño como Profesor de Literatura en la California State University.

Después del golpe militar estuvo preso en un barco de la Armada, experiencia que también se refleja en su obra, donde concibe la literatura como la posibilidad de hablar y crear después del dolor y la tortura, donde la palabra no es posible.

En la década del 70 realizó varios actos que provocaron polémica, como quemarse el rostro e intentar cegarse, con lo cual quería expresar la impotencia frente a la realidad y la necesidad de decir sin palabras.

Ha realizado numerosas "acciones de arte”, como escribir poemas en el cielo de Nueva York con humo lanzado por aviones; en el desierto de Chile grabó en el verso "ni pena ni miedo", que puede ser leído desde el cielo.

Gracias a una beca de la Fundación Andes estuvo dos años en el sur, entre Temuco y Coyhaique; allí escribió otra obra, donde los protagonistas son los ríos de Chile. Se relacionó también con poetas mapuches y su cultura; reconoce como uno de sus maestros al poeta chileno Juan Luis Martínez.

Algunos de sus libros publicados son Purgatorio (1979), Anteparaíso (1982), Canto a su amor desaparecido (1986), El amor de Chile (1987), La vida nueva (1994), Poemas militantes (2000), Sobre el amor y el sufrimiento (2000) e INRI (2003). Ha sido traducido al inglés, ruso, hindi, alemán e italiano, entre otros idiomas.

Su obra ha sido traducida a varios idiomas, entre ellos al ingles, francés, alemán, ruso, sueco, griego, árabe y se le considera uno de los grandes poetas chilenos de su generación.

Extraído de:



Entrevista a Zurita:


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Laura:

Felicitaciones por el blog. Me han gustado las fotos y los textos. También me gustó mucho lo que expusiste en Teruel sobre compromiso y tu lectura poética, impresionante.

Un saludo!

Juan.

Laura Giordani dijo...

Muchas gracias Juan. El tiempo en Teruel fue muy fructífero y me encantó poder escuchar a otros poetas. Tiene mucho mérito este esfuerzo de Nacho, Elena, Diego, Eduardo... de todos, por traer autores de ambos lados del charco.

Otro saludo para ti y gracias nuevamente.

Laura.

Viktor Gómez dijo...

Inmenso Zurita, Potentísimamente humano Raúl.

Qué gozada leer sus iluminadoras palabras

Ya me acostumbré a quererme con las no tranquilizadoras prosas, con las inquietantes poéticas de lo real.



Un beset

Víktor

Viktor Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

muy interesante zurita. para no repetirme en mi opinión sobre él, te pongo un enlace a una entrada que puse en mi blog comentando brevemente las impresión que generó en mí su lectura:

http://quientemeavirginiawoolf.blogspot.com/2008/07/ral-zurita.html

Laura Giordani dijo...

Sí Víktor: Zurita es profundamente humano y su voz nos lleva a esas regiones físicas o no del daño. El desierto de Atacama como metáfora de todo un espacio interior baldío, de un proceso político que -no solo en Chile- dejó a las almas balando literalmente su miseria, el expolio.

Gracias.
Un abrazo.

Laura Giordani dijo...

Hola Ana!

Gracias por ese enlace que has dejado a tu blog (excelente, por cierto). Lo leeré y te dejo algún comebtario allí.
Sientete bienvenida aquí cuando quieras.
Un abrazo.
Laura.