Siete- Los perros del cielo de Yaiza Martínez: dos poemas






Ahora dibuja en tu mundo pequeño
las constelaciones
habla para quien nunca
podrá escucharte


Siete-los perros del cielo no puede leerse de otra manera que no sea regresando, se despliega a nuestro pies como una estructura circular, en espiral como el estambre de las flores o las antenas de algunos insectos. En El Hogar de los animales Ada y Agua ya estaba presente un linaje femenino, estirpe de madres y abuelas vertebrando el discurso. Depués de leer este último poemario, he entendido que no se trata sólo de un abordaje temático: ese universo de cocinas, constelaciones, jenjibre y mantitas de lana tejidas a mano que pasan de generación en generación, tiene su correspondencia en la propia estructura del libro: abierta, "arbórea", no lineal, invocación expuesta como vientre en el que se reflejan las constelaciones y en el que, a su vez, esas constelaciones se gestan.

El poemario está atravesado de espectros en el sentido de psicofonías: voces y tiempos que se mezclan en un eterno presente cosido por el miedo y la dominación masculina.

Escritura que pone en juego riesgo formal sin renunciar a un lirismo delicado y lacerante: hay ludismo en el trato con la sintaxis pero no falta ese temblor que hace del poema algo más que un "fiambre de palabras muertas", artefacto puro y duro. Las palabras en algunos momentos parecen sujetas al poema por pinzas de la ropa, con esa fragilidad asoman.

Los poemas fluyen como ese rezo de la abuela Carmen: cotidiano, sin afectaciones, pero con la carga de enigma necesaria para conmover los párpados. Esta cualidad la encontramos en el cine de Erice, por ejemplo. Hace poquito dediqué una entrada a El espíritu de la colmena, creo que estos poemas de Yaiza dialogan de manera muy secreta con la sensibilidad desplegada por Erice. Celdas de panal, estambres, constelaciones: la geometría del candor abatido en los espacios más cotidianos.


LG


La verdad del alma es metafórica


Partiste la luz en siete colores o te dividiste en siete, de tu
condición de cristal a horcajadas sobre los siete perros
del cielo: así pudiste segar las palabras de ella en los
otros, e introducirlas
en esta cesta de versos

Fue en el momento del sueño, cuando el prisma se
enfrenta a la luz, cuando el cuerpo
lucha contra su propia herrumbre

Así conociste la verdad sobre el alma o la trampa de la
---------------------------------------------------[luz:

aún siendo luz,
al otro lado se parte

Muertos vivientes sujetados a la vida por pinzas de la ropa,
seres que comen sobre hojas de palma, un bebé deslumbrado por
las alas del ave o el hombre con sombrero que hablaba a los
jazmines: todos te oyeron cabalgar.


Partiste en siete la luz, dentro del sueño: pero fue el
-------------------------------------[inicio del canto.

El sacerdote, con su tradicional ignorancia, impuso la
explicación unívoca del yo: deja a los espíritus ga-
llináceos picoteando su mijo.

Tú lo supiste: la luz estaba en siete cuerpos,
en la misma vibración de tu lenguaje.


Vuelve al poema

*

Ahora conoces la trampa de la luz o la verdad de
-----------------------------------[alma es metafórica

se cristaliza en versos
muy lentamente
pronuncian
un número

¿A dónde vas a horcajadas sobre los siete perros del
--------------------------------------------------[cielo?

al otro lado del cristal
el hombre con sombrero le hablaba a los jazmines





A Carmen: al otro lado
del prisma, el molde
de saber dar


Digamos que por el hijo cae la sal sobre las páginas
de un libro primigenio

y sólo por él la luna, el sol la tierra (soy mencionada,
como un intenso atributo)
sólo por él no corto los hilos -de la figura,
y aún tejo las redes

antes del mar
- en la sangre quedaron bien peinados ,
como hileras,
sus movimientos

entonces entonaba la geometría
- el secreto de la colocación balaba
la escritura
del mar vengo, para la tierra he sido
un atributo intenso

aquí y ahora no deben ser permutados, justo el tiempo
de la lactancia

(susurra de boca del secreto
en la gruta que daba al agua)

Sólo por él, el tiempo la obra sobre el tambor

del vientre
habrán de clavarme

o concedido el amor para entregar la sal,
aún viva

cae

de mis manos al libro



Ilustración de Esther Rodríguez Cabrales para un poema del libro.


Poeta y narradora, Yaiza Martínez es Licenciada en Filología Hispánica (UCM).

Libros de poesía: Rumia Lilith (2001), El hogar de los animales Ada (Editorial Devenir, 2007), Agua (Ediciones Idea, 2008) y Siete: Lo perros del cielo (Club Leteo, 2010).

Es también autora de la novela Las mujeres solubles (Lulu.com, 2008). Poemas suyos han aparecido en diversas publicaciones como El signo del gorrión, Vera, Los noveles o ABC Cultural. Ha traducido El Señor de Ballantrae de R. L. Stevenson (2005) para la editorial Marenostrum. Ha ejercido la crítica literaria en la revista Reseña. En la actualidad es traductora y redactora-jefe de la revista de Ciencia y Humanidades Tendencias21.



19 comentarios:

Curiyú dijo...

Impresionante. Una preciosa forma de desnudar la fragilidad de la luz, o la interpretación metafórica de la verdad.

Laura Giordani dijo...

Sí, estoy de acuerdo Curiyú: Yaiza desnuda esa fragilidad de la luz, de lo visible, poniéndolo en cuestión. El lenguaje mismo se "descompone" para mostrar esa precariedad.

Un saludo y gracias por tu comentario.

Laura.

Anónimo dijo...

Hola!

He llegado a este blog buscando poemas de Yaiza Martínez en la red. Me ha interesado mucho su poesía. Por favor, podríais darme su correo electrónico para poder contactar con ella?

Gracias de antemano.

Alba M. Caballero

Arturo Borra dijo...

No me extraña Laura encontrar estos poemas de Yaiza Martínez por aquí. Hallan alojo en lugares afines, donde la sensibilidad puede fluir sin tanto tabique.

Los poemas me parecen tan acertados como sugerentes. El primero con su énfasis no sólo en la “trampa de la luz” sino en una economía de la metáfora, que cifra ahí la verdad humana, inasible como aquello que la contiene. No sólo hay una repetición que instala la cifra del sueño en el “núcleo” de la escena humana; está también la puesta en cuestión de los sacerdocios (tanto religiosos como laicos) que pretenden monopolizar la verdad, en nombre de un Saber que oculta su contrario, que intenta literalizar o fijar para controlar. Y si hay una trampa, tendremos que rescatar nuestra verdad en la oscuridad de la que nace el canto.

El segundo poema me resulta más conmovedor. Me enternece, ese hijito que hace caer la sal y nos hace seguir urdiendo hilos, tejer redes para que no todo sea caída, hundimiento. Toda esa ternura, esas atribuciones, nutren los versos: convierten el poema en leche materna, calman esa sed que retumba en las sienes o quizás la transmutan para que haya algo en vez de nada, obra en vez de pura zozobra, tambor antes que silencio, o dulzura y no sólo sal.

Además de tus palabras introductorias, más que pertinentes y perspicaces, el dibujo de Esther no tiene desperdicio.

En conjunto, es una hermosa entrada. Gracias por compartirla.

Un beso,
Arturo

Stalker dijo...

Querida Laura:

tuve el privilegio de leer este libro mucho antes de que fuera publicado, así que poco puedo decir salvo adherirme a lo que dices, y subrayar la delicadeza de tus palabras, que se hacen resina y vida en el cuerpo de los poemas que acercan,

Yaiza es una de las cuatro o cinco voces más insólitas de la poesía española de la "generación media" (digamos, los que están entre los 35-45 años), y todo esto va a crecer, pues se teje con un pensamiento oblicuo, se decanta con plena libertad y ofrecerá frutos aún para los que no tenemos nombre,

una entrada de gran belleza, Laura. Gracias a las dos,

un abrazo

Laura Giordani dijo...

Hola Alba: bienvenida al blog con ritmo de caracol para las respuestas:-)

Si te parece bien, escríbeme a mi email: cruzdelsur11@hotmail.com y te paso la dirección de Yaiza de forma más privada.

De todas maneras, puedes visitarla en su blog Tendencias 21 y allí figura su dirección de contacto:

http://www.tendencias21.net/literaria/

yaizamartinez@tendencias21.net

Saludos afectuosos,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Querido Arturo:

Tu comentario acompaña tan bien la entrada... hay algo que aportas acerca de la violencia de cualquier sacerdocio que me parece esclarecedor; en ese sentido, es una escritura insumisa: no sólo se resiste a las leyes gramaticales, a esa sintaxis que hasta articula la dominación, el pensamiento dominante, sino que hay clara rebeldía ante un poder ciego que se ha enajenado de los fundamentos de la vida. Fundamentos que, en este poemario, parecen estar custodiados por la mujer.


Muchas gracias por tus palabras. La ilustración de Esther es muy tierna, hermosos esos perros en lo alto y la mujer con la criatura en brazos.


Un beso,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Querido poeta-stalker:

Después de reponerme de la hermosa sorpresa de tus poemas animados por la voz de Mariel, te agradezco tu comentario y reafirmo lo que dices acerca de que la voz de Yaiza es una de las voces más interesantes y polifónicas del panorama poético español. Cada libro suyo ha sido un regalo, un hallazgo. Ojalá siga dándonos esos frutos tan hermosos y extraños.

Qué lindo tenerte por aquí, a ver cuándo puede ser con tus propios poemas...

Un abrazo enorme,

Laura.

Laura Giordani dijo...

http://www.tendencias21.net/literaria/Presentacion-de-Siete-Los-perros-del-cielo--por-Carmen-Anisa_a152.html


Una excelente reseña-presentación de Siete- Los perros del cielo por la escritora Carmen Anisa.

Leonardo dijo...

Me alegra muchísimo poder tener al alcance de los ojos estos nuevos poemas de YM, pues había "oído hablar" del libro. Poco a poco planta su voz, tan particular. Sin duda haría faltar leer el conjunto para darse mayor cuenta de las constelaciones que pone en juego, de todos los elementos que convoca y que parecen unidos inextricablemente.
En todo caso, su lectura, alimentada por tu luminosa presentación, invitan a adentrarse de lleno en esos perros del cielo.
Un abrazo

wastedcherry dijo...

Hola, qué descubrimiento éste, el de tu blog y qué descubrimiento el de la palabra de Yaiza Martínez, ahora me lleno los días con los escritos de gente que encuentro a diario en el azar, porque la lectura es caótica y llega así, jalando el hilo de un entramado de vidas. Gracias por compartir este espacio en el que he encontrado afinidades, mira que Nick Cave me chifla y también veo que coincidentemente posteaste algo dobre el Espíritu de la colmena, una película que me sigue maravillando, un día antes de que yo lo hiciera en uno de mis blogs.
Saludos desde Aguascalientes, México.

Laura Giordani dijo...

Querido Leonardo:

Estoy segura de que disfrutarías mucho la lectura completa del libro de Yaiza. No tengo muy claro si puedes conseguirlo en París, pero quizás pueda hacerte llegar algún ejemplar. Te confirmo ¿vale?

Un abrazo fuerte y espero que estés muy bien, imagino que de regreso ya.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Bienvenida wastedcherry, me alegra que te sientas bien en este espacio. Compartimos amor por la música de Nick Cave por lo que comentas: él es un habitante continuo de esta casita, lo tengo alojado desde hace tiempo para que la ilumine un poco con su voz y su desgarro.
A veces el azar nos lleva por los mejores caminos, no está mal que te dejes llevar y así descubras lo que cada día te pide en cuanto a lecturas poéticas.
Visitaré también tu blog y lo exploraré un poquito.

Un abrazo,

Laura.

Lola Torres Bañuls dijo...

Me gusta mucho la poesía de Yaza aunque aún no he podido conseguir ningun libro completo de la misma. Tengo ganas de leer sus libros, y voy a ver de comparlos.

Un abrazo Laura y gracias por enseñarnos esa muestra.

Laura Giordani dijo...

Querida Lola:

Sería muy bueno que pudieses leer este libro completo, puedo dejártelo si quieres, al igual que Agua o El Hogar de los animales Ada. De todas maneras, te cuento que Yaiza estará presentando este libro en Valencia el próximo 10 de Junio y vendrá con ella el editor del libro, Rafael Saravia. Traerán ejemplares y la lectura no tendrá desperdicio. Te mantendré al tanto.
Mientras tanto, va este fuerte abrazo.

Laura.

Anónimo dijo...

Intentaré estar el 10 de Junio.
Supongo que será el Primado??


(Intento dejar este mensaje sin saber si lo conseguire. Es curioso bloguer no me deja mandar mensajes)

Lola Torres

Jorge dijo...

Es la primera vez que visito este blog y quiero confesar queme ha encantado. Suprema al poesia de Yaiza Martinez a lq eu hoy he leido por vez primero.
Ya, desde hoy, me suscribo a tu blog.

Afectuosamente
Jorge

Laura Giordani dijo...

Muchas gracias por tu visita Jorge y siéntete bienvenido aquñi siempre.

Un saludo afectuoso,

Laura.

KENIT dijo...

Es un placer el leerte.
Un saludo.