Tres poemas de Elena Anníbali



lo mismo digo agua que palabra

-

frente a la casa, antes que construyeran
los edificios ostentosos
las oficinas asépticas de la calle belgrano
los negocios de chucherías
hubo un baldío
y en el centro
un malacate

-

íbamos con mauro lesjtch
algunas siestas, a jugar
que éramos caballos ciegos
y dábamos vueltas alrededor
del pozo seco

-

mauro es un hombre ahora
ha hecho dinero, hijos,
sólo persisten en él
los ojos oscuros
con pestañas de muñeca
yo sigo atada
al hábito de esas tardes
caminando el círculo del pozo
jugando al animal ciego

-

ahora
la sed es real

--



en el pavimento

en el pavimento queda
por la tarde
la sangre seca
de las perras en celo

algunos
las agarran del cuello y las hacen morir:
no soportan la libido gloriosa
que alborota los machos
los mechones de pelo en las puertas de alambre
el olor rijoso del orín
en los carteles de las tiendas

las perras son dóciles al entrar
en las bolsas de nylon
obedecen y se pliegan al tamaño
enarcan los huesos
se acomodan a la muerte
al silencio

conozco esa mansedumbre de haberla ejercido

basta tocar la marca roja en el cuello
para evocar soga y dueño
pero yo mordí la mano
y ahora tengo esta libertad
grande
en que me asfixio





tabaco mariposa

aprendí a fumar con rubén
enrrollando tabaco mariposa en papel
de seda

lo hacíamos de noche
sentados en un escalón de la casilla
mientras a nuestros pies
sus lánguidos perros soñaban
con la sangre dulce de las liebres
en el monte cercano

a veces todo era oscuridad, salvo
su cara
iluminada brevemente por el fuego
como un animal
por los relámpagos

el día que se fue del pueblo
me dejó su radio
y los jabones partidos
que yo usaba pasándomelos
despacio
por el cuerpo

con la última espuma disuelta en el agua
se fue, también, la memoria
y el deseo de él
una cosa fragante
y sutil
como los eucaliptos
cuando los moja la niebla





Elena Annibali (1978), nació en Oncativo, provincia de Córdoba, Argentina.
Estudió Letras Modernas en la Facultad de Filosofía y Humanidades, U.N.C. Actualmente trabaja como docente de nivel medio. En el 2007, publicó su primer libro: Las madres remotas (Editorial Cartografías)y luego, en 2009, Tabaco mariposa (Editorial Caballo negro).
Buena parte de su obra fue publicada inicialmente en revistas de medios locales y nacionales.

27 comentarios:

Leonardo dijo...

Me han gustado mucho estos poemas que nos traes esta vez, como siempre, con ánimo de descubrir lo que las voces nuevas le andan haciendo a nuestro idioma.
Hay una bella fluidez entre lírica y coloquial aquí, un diálogo íntimo con el tiempo y la desolación que se nos va sembrando en la vida como niebla, como sed, como esa paradójica libertad que nos asfixia porque el mundo ha dejado de ser un sueño y los amigos de infancia se dedican ahora a hacer dinero, y hay quienes matan a las perras en celo porque son libres, y la espuma del jabón es lo menos efímero que nos queda para resistir.
Gracias a ti por hacerle cruzar el océano a estos poemas.
un abrazo

Anónimo dijo...

no dire nada que no se sepa puedo juzgar el mundo por el ojo de mi aldea y desde alli desde esta provincia de Córdoba te dire querida Laura que ha publicado a la mejor poeta de nuestra generación. Creo que me repito pero no me canso de decir que Elena en cada relectura me trae nuevos temblores y la ternura de quien ama el oficio. Elena vino a poner para nsostros aqui en la patria el liston bien alto. Es un acierto y una belleza tenerla en tu blog te felicito queria amiga un abrazo.
Marcelo Dughetti

Laura Giordani dijo...

Querido Leonardo: me alegra que te gusten y hayas disfrutado estos poemas de Elena a quien tuve oportunidad de leer hace unos poquitos meses por primera vez. Después leí Las madres remotas y Tabaco mariposa y me cautivó su manera tan singular, íntima, de poetizar. No puedo dejar de sentirme próxima al universo que ella va desplegando sin afectación, de manera despojada, lisita como esa llanura desde la que habla y recuerda. Si quieres, te puedo pasar en PDF Tabaco Mariposa, te aseguro que vale la pena leer ese libro completo. Marcelo Dughetti, Alejandro Schmidt, Elena Annibali están siendo hallazgos que celebro y me reúnen de alguna manera a tanto perdido.

Esa fluidez entre lírica y un registro coloquial es notable y creo que la poeta lo hace con suma naturalidad y como diría nuestra querida Mariel, le creo, le crees cada palabra.

Un abrazo fuerte y gracias por tu lectura.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Querido Marcelo: lindo tenerte por acá comentando la poesía de Elena. Estoy de acuerdo con vos y aunque -por distancia física, no tengo plena visibilidad de todo lo que se está escribiendo por nuestros pagos, la poesía de Elena descolla, a mí me capturó desde la primera vez que la leí en "poetasaltuntún" (Poetas Argentinos) de Germán Arens, con ese poema "Lalo el uno" donde el muerto hace una seña delicada de fantasma... Algo que encuentro muy valioso en la poesía de Elena es que hay un duelo por un campo que ha sido desfigurado por el cultivo intensivo de la soja, la explotación irracional... "hace un tiempo, aquí hubo caballos".

Gracias por tus palabras querido Marcelo. Un abrazo grande desde esta orilla.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Copio un enlace a una entrevista a Elena:


http://elmundoincompleto.blogspot.com/2010/05/me-disgustan-profundamente-las-heroinas.html

Arturo Borra dijo...

Laura, no conozco “Las madres remotas”, pero este “Tabaco mariposa” (que tuve la suerte de poder leer) me parece un libro más que interesante, profundamente sugestivo, cargado de una atmósfera que no sé si deja respirar o si más bien muestra lo irrespirable de los lugares. En cualquier caso, otra vez una excelente y hermosa muestra de lo que se está haciendo al otro lado de la orilla.

Es como si esta poeta se manejara en un doble registro: uno descriptivo, anclado a la cotidianeidad y otro que usa al primero como lanzadera -punto de apoyo- para abrir paso a una zona de sombra, a un “pozo seco” del que nunca estaremos seguros de su sentido, pero que parece querer rastrear –como una oscura genealogía- las huellas de la sed, de las divisiones, de la gestación del agua de la palabra.

En “en el pavimento” me parece tan impactante como lapidario. Esa “sangre seca/ de las perras en celo” empieza a asediarnos, como si nosotros mismos fuéramos perros ahogados, que no aceptamos simplemente tanta lección de mansedumbre, y por eso morder la mano y tener una libertad que también asfixia.

También el tercer poema ancla en lo anecdótico, pero sólo para desbordarse como un río, para hacerse río oscuro que transita por la frente, conmoviendo los párpados, desatando soledades, ese sentimiento de que nos hemos quedado sólo con la pérdida, como única presencia. La pérdida incluso fragante, como un recuerdo de eucaliptos “cuando los moja la niebla”.

Cuánto poder evocativo de estos versos, y cuánto se agradece esa economía poética que se maneja en el nivel de lo sensible. Mucha fuerza, sin grandilocuencia, casi como si no estuviera diciendo nada...

Gracias por el hallazgo.

Un beso,
Arturo

Laura Giordani dijo...

Querido Arturo:

Gracias por tu comentario y tu lectura detenida de estos tres poemas de Elena. Escogí éstos pero dudé porque son tan especiales todos los que se reúnen en Tabaco mariposa que no es nada fácil seleccionar una muestra. Señalás la ausencia de grandilocuencia y eso es algo que se agradece mucho: sin altisonancia, de hecho imagino que Elena no debe hablar muy distinto en su vida cotidiana. Un registro coloquial muchas veces que termina desatándose en un lirismo álgido, sorprendente como el final del primer y tercer poema.
Otra cuestión que me interesa mucho es que ha construido su poesía con materiales propios, su propio universo simbólico no agenciado en base a "expropiaciones" de otras poéticas ( sin negar las inevitables y saludables influencias de lo que podemos leer), sino fraguado desde el interior, como la araña que se construye el hilo para desplazarse desde su abdomen, vivencia y palabra sin brecha, un lugar singular y propio desde el que enunciar. En Alejandra Pizarnik encuentro también esa unidad marcada: cuerpo y palabra mano a mano.

Muchas gracias por tu lectura y tu mirada.

Un beso,

Laura.

Ana María Espinosa dijo...

Laura:

Qué buena mano tienes o acierto poético en la elección de autores, me deja maravillada. Además decirte que son magníficos los poetas argentinos, te incluyo a vos, por supuesto.Elena me parece una poeta muy potente.
Un abrazo.

emiliano dijo...

enorme trabajo de selección y recopilación llevás adelante en este sitio.

mi reconocimiento a tamaña tarea.

saludos.

Amado dijo...

Laura, grandes los poemas de Elena Anníbali. Soy de México y es la primera vez que arribo a tu blogg. he copiado los poemas de Elena pero me gustaría que el ofrecimiento que le hiciste a Leonardo lo hicieras extensivo para mi. Soy un amante de la buena poesía y la de Elena me ha maravillado. Gracias de antemano por tu respuesta. P:D. como consigo los poemas tuyos?

Laura Giordani dijo...

Mi querida Ana María: de verdad que no tiene demasiado mérito lo mío, sólo compartir estos hallazgos, hacer que circulen y respiren en otros.

Si quieres, puedo enviarte como ofrecí a Leonardo, los PDFs de sus dos libros.

Un abrazo enorme y que tengan buen fin de semana.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Gracias a vos Emiliano por tu visita y reconocimiento. Sentite bienvenido por aquí cuando gustes.

Un abrazo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Amado:

Me alegra que te guste la poesía de Elena y que hayas tenido oportunidad de descubrir su intensidad poética. Claro que sí: te hago extensivo el ofrecimiento de enviarte los PDFs de sus dos libros (que generosamente me facilitó Elena). Creo que vas a disfrutar mucho su lectura. Necesito me facilites una dirección de email para hacerte el envío.
Respecto a mis poemas, puedes encontrar algunos dispersos en este mismo blog, rastreando en entradas anteriores; aunque no suelo colgar poemas míos ya que prefiero ceder voz y espacio a otras poéticas. En la red hay varios enlaces con poemas míos, en otro comentario te incluyo algunos en cuanto los recabe. Tengo Materia Oscura, mi libro, en PDF.

Un saludo afectuoso y gracias por tu detenimiento.

Laura.

Amado dijo...

Gracias Laura por tu ofrecimiento y gentileza sobre los libros de Elena, envíamelos por favor. También te tomo la palabra sobre tu libro Materia Oscura y así conocerte a través de tu poesía. Mira mi E-mail al que puedes enviarme los libros es amadorb2000@yahoo.com o, también, a reba560913@hotmail.com

Laura Giordani dijo...

Hola Amado: gracias por la dirección, en cuanto pueda, te envío los PDFs a la dirección de correo que me has facilitado (te copiaré las dos para mayor seguridad de arribo.

Otro saludo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Amado: un par de enlaces

http://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2010/08/367-laura-giordani.html


http://alejandro-schmidt.blogspot.com/2010/10/laura-giordani-argentina-1964.html

PÁJARO DE CHINA dijo...

elena, un descubrimiento sorprendente de tu mano. se percibe que gira al margen de influencias al uso, que se construye a sí misma sin expoliaciones que no sean las de su propia experiencia.

gracias por tu oficio de cirujana, Laura, que rescata y cobija lo que importa. que da voz a los silenciados o fuera del "gran" canon estéril. seleccionar es un gesto que implica visibilizar, entregar de mano en mano, hacer correr, de boca en boca.

te abrazo muy fuerte.

P.S.: acabo de ver ahora que Elena cerró su blog. qué pena.

Laura Giordani dijo...

Mi querida Mariel: qué bueno que hayas podido leer a Elena; te confieso algo: cuando la leí por primera vez pensé en vos. No sé, esa autenticidad con el mundo íntimo, la no copia, de verdad que me alegra que ese contacto se haya producido. El blog "Ché Madame" está cerrado pero podés encontrar allí entre entrada y entrada, muchos poemas excelente de Elena: están numerados simplemente, sin título.
La senda que me interpela es la de intentar dar visibilidad a esas poéticas no manidas, fuera del gran canón, como decís, encarnar en este blog lo que uno le pide a los editores: riesgo y compromiso. Es muy fácil hacer entradas o publicar lo ya consagrado y reconocido, pero no podemos pedirle a la maquinaria editorial lo que nosotros en nuestra humilde medida, no somos capaces de hacer o no queremos hacer para no perder lectores (idénticos criterios de rating que los medios más tóxicos)
Espero que estés muy, pero muy bien querida amiga. Desde aquí hago fuerza y te mando talismanes invisibles que te protejan.
Un abrazo enorme,
Laura.

Leonardo dijo...

Laura, quiero que sepas que cuentas entre mis "editorales" favoritas, haciendo que la luz poética de la Cruz del Sur llegue hasta estas latitudes.
Olvidé confirmarte la aceptación de tu ofrecimiento de 'Tabaco Mariposa'.
Un abrazo

Eli dijo...

Te abrazo con renovadas fuerzas, con tal que el universo no te pierda. Gracias por hacer la diferencia y muy felices fiestas.

cachipay dijo...

Tabaco mariposa tambien significa un gran hallazgo para mi. Gracias, lo leeré algun dia.
http://kulturakachipay.blogspot.com/
(nadie da un peso por Anibal Gil :-)

Laura Giordani dijo...

Querida Eli: un abrazo enorme, con fuerzas renovadas... muchas gracias por la tarjeta virtual que me enviaste la semana pasada y tus buenos deseos. Lo mejor para tí y los tuyos!

Te abrazo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

En cuanto puedas, te recomiendo leas este Tabaco mariposa, cachipay. Y muchas gracias por tu visita y comentario.

Laura.

Portinari dijo...

El poema tabaco mariposa me ha gustado especialmente. Te deja el sabor de ese cigarro extraño, del que ya no está.

Gracias por acercarnos a Elena.

costa sin mar dijo...

son tres textos hermosísimos!!

El Toro de Barro dijo...

Me ha impresionado mucho esta poesía, a la que trato ahora de encontrarle sus secretos. En concreto, me fascina el modo en que lo que se ve de realidad que se evoca conduce a lo que no se ve de esa misma realidad, como en el tercer y el primer poema. El segundo, simplemente, es una desasosegadora obra maestra. Sin más: su final es, desde el punto de vista literario, glorioso. Aunque todo te deja un sabor de boca muy amargo, insoportablemente amargo...

Gastón Matias dijo...

La poesía de Elena me parece bellísima y muy emocionante y el viernes 13 de noviembre de 2015 iremos a conocerla al espacio enjambre a las 22 hs. con un grupo de alumnos adultos de secundario de una escuela que está enfrente del lugar!(soy profe de lengua y literatura, y abogado). Saludos y gracias por publicar poemas hermosos!