jueves, 27 de marzo de 2008

Jardín- Arturo Borra




Sueño todo el día: nadie
me despierta.


No revolotean sobre mí
mariposas negras soñándome.


Sólo invento el jardín donde cada noche
pierdo el rostro.

explorar72

Blog de Arturo Borra

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Llueve en cada rincón de mí/
en cada región del otoño
que me cae sin saber bien
cómo puede el cielo desplomarse
sobre este cuerpo oscuro"
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Versos del poemario Umbrales del Naufragio, 2005.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

La Jaula- Alejandra Pizarnik




La jaula, de Las aventuras perdidas.



Afuera hay sol.
No es más que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.


Yo no sé del sol.
Yo sé de la melodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.


Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sueños enfermos.


Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.

martes, 11 de marzo de 2008

Bolsa de plástico- Laura Giordani




Perdiendo el último azúcar
entregada a la corriente
mortal de un domingo cae
y se alza con su canto eunuco,
estandarte de la resaca
sin resistencia que no sea
su sonido de arpa desgarrada.

La niña abre su mano

---------------------la bolsa crisálida
huérfana con su piel
translúcida en jirones
se entrega a su carrera
de Ofelia enloquecida
por el parque.

lunes, 10 de marzo de 2008

Niños y poetas de Bolivia



El 11 de marzo en Valencia, gracias a la iniciativa del Grupo Literario Anáfora y la ONG Menuts del Món, en colaboración con la Asociación de amigos del pintor Manaut.

Entre otras actividades, se ha programado un recital poético en el que se han trabajado una selección de poemas de poetas bolivianos realizada por el Grupo Literario Anáfora.


Martes, 11 de Marzo 2008,
19:30 tarde en Santa Amalia, 2
– sótano –Edificio Torres del Turia
(Pont de Fusta)- VALENCIA

en colaboración con la ONG Menuts del món


NIÑOS Y POETAS DE BOLIVIA

Recital de poesía boliviana por el grupo
ANÁFORA
Intervendrán recitando poemas de poetas bolivianos:

Eva Adam
Zoa Barea
Ángeles Lence
Stella Manaut
Francisco Pérez
Carmen Salazar
Matilde Selva


Y, además:
proyecciones, bisutería artesanal, camisetas, libros "Ruta del color",

degustación de rosquillas de maíz…
¡Colabora!


La Asociación de Ayuda a la Infancia Desfavorecida. Menuts del Món se gesta en el corazón de Sudamérica, en el país más pobre, Bolivia, pero nace en la Comunidad Valenciana con la firme voluntad de ayudar a los que ayudan a las niñas y los niños más desfavorecidos del mundo.
Actualmente lleva a cabo los siguientes proyectos:
Proyecto hogar San Lorenzo: Campaña: “Ningún niño sin techo”
Proyecto Colegio Melga: Campaña: “Ningún niño sin educación”
Proyecto Tembipe: Huertos escolares

viernes, 7 de marzo de 2008

Poesía Vertical- Roberto Juarroz






Los recuerdos saltan desde los ojos
como colores desde la jaula de una luz
que no admite más que el blanco,
se van a picotear las mejillas
de algunas cosas que andan perdidas por el mundo
y retornan, otra vez por los ojos,
a su selva de molicie y respaldos.

Pero hay uno, un recuerdo o tatuaje,
que no quiere pasar de nuevo por los ojos
y se queda dando vueltas como un éxodo mudo,
ojo él mismo, flotando hacia ninguna parte,
memoria que ha abolido el pasado.

¿No llegará la noche, o quizá algo más hondo,
a formarle otro cuerpo, otra privada selva
de minúsculos signos,
donde pueda, sin tiempo, su alucinante pérdida
ser un sitio ya inmóvil entre manos amantes?




Llegar con los ojos abiertos a la mirada final, como un
estandarte que no se avergüenza. Aunque los ojos
abiertos tengan que cerrar muchas cosas.

Hay palabras que son como una fiesta que cae del asombro de los pájaros.

Roberto Juarroz nació en Coronel Dorrego, Provincia de Buenos Aires (Argentina), el 5 de octubre de 1925, y murió en Temperley, provincia de la capital argentina, el 31 de marzo de 1995.

Graduado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, recibió de esa misma institución una beca y realizó estudios de perfeccionamiento en La Sorbona, en donde alcanzó más tarde el cargo de profesor titular.

Fue director del Departamento de Bibliotecología y Documentación de la mencionada facultad, en donde ejerció la docencia durante treinta años.

Asimismo se desempeñó como bibliotecólogo para la UNESCO y la OEA en diversos países. De 1958 a 1965 dirigió la revista Poesía = Poesía y colaboró en numerosas publicaciones argentinas y extranjeras.

Fue crítico bibliográfico del diario La Gaceta (Tucumán, 1958-1963), crítico cinematográfico de la revista Esto Es (Buenos Aires, 1956-1958) y traductor de varios libros.
En 1980 fue invitado a París para la presentación de la más importante versión francesa de su poesía, editada por Fayard. Participó en una larga serie de congresos internacionales de escritores.

Desde junio de 1984 fue miembro de número de la Academia Argentina de Letras.
Recibió, entre otras distinciones, el Gran Premio de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía (1984), el premio Esteban Echeverría que concede anualmente la Asociación Gente de Letras de Buenos Aires por la totalidad de una obra (1984), el premio Jean Malrieu de Marsella (1992) y el premio de la Bienal Internacional de Poesía (Lieja, Bélgica, 1992).

Su obra ha merecido abundantes estudios críticos y ha sido vertida a una gran cantidad de lenguas.
"Poesía de una abrasada transparencia" —en palabras de Vicente Aleixandre—, la obra de Roberto Juarroz ha sido así descrita por Octavio Paz: "Cada poema de Roberto Juarroz es una sorprendente cristalización verbal: el lenguaje reducido a una gota de luz. Un gran poeta de instantes absolutos".
Más tarde, al conocer el primer volumen de la Poesía vertical 1958-1982 (Emecé, Buenos Aires, 1993), Paz añadió: "Sorpresa y confirmación: no, no me equivoqué, no nos equivocamos los pocos que, en esos años, nos dimos cuenta de que oíamos una voz única en la poesía del siglo XX. Más que oír la voz, la vimos. Y vimos una claridad".

Antonio Porchia, el gran maestro italo-argentino autor de Voces, escribe: "Sin misterio, todo sería muy poco, tal vez nada. Y creador del misterio es el poeta, pero el poeta como Roberto Juarroz, uno de los mayores poetas de nuestro tiempo. Es difícil elogiar a quien merece más que elogios. En estos poemas cualquier palabra podría ser la última, hasta la primera. Y sin embargo, lo último sigue".


Nota biográfica publicada en La fidelidad al relámpago. Conversaciones con Roberto Juarroz, Ediciones Sin Nombre/Juan Pablos Editor, col. Los Libros del Arquero, México, 1998. Edición de Daniel González Dueñas y Alejandro Toledo. [Traducción francesa de Jacques Ancet: Roberto Juarroz: Fidélité à l'éclair. Conversations avec Daniel González Dueñas et Alejandro Toledo, Éd. Lettres Vives, coll. Terre de Poésie 40, París, 2001.]

lunes, 3 de marzo de 2008

Eduardo Milán- Pedir esencia, pedir médula


"Vivir no alcanzó nunca.
Pedir esencia, pedir médula, pedir hueso:
pedir endurecimiento de la arena,
si la arena ya es frágil, leve de pie,
velo de pie, es pedir roca caliza, sedimento".


Del poema "El compromiso del poeta es escribir un vaso...
de Eduardo Milán

Lo que por miedo no se dice
no es enigma ni futuro
que en él pueda convertirse:
es carga, es carga simple
y puro peso que el otro
pone en tus hombros para que masques,
para que mastiques ese pasto espeso
durante el tiempo que gustes:
0j0, no es enigma
ni pájaro futuro el miedo.




No es el deseo,
es la violencia de la luz
que precipita la palabra.

No es el deseo del nombre,
es la violencia.

¿Buscando un dolor puro
cuando el dolor, aquí, ahora,
está poblado de matices?
Desposeídos, humillados, postergados,
fueras de serie, sin tierra, sin-agua,
aborígenes, sin tierra, desplumados,
soltados a los dientes incisivos
del perro capital que vendrá
a incidir con sus dientes incisivos.

Esos: los que te miran con ojos sin comer.




Eduardo Milán nace en Rivera, Uruguay, en 1952. Desde 1979 reside en México, una vez abandona su país natal para alejarse de la persecución política de los regímenes militares que gobernaron Uruguay entre 1972 y 1985.


Ha publicado una docena de libros de poesía: Estación, estaciones (Banda oriental, Montevideo,1975), Esto es (1978) Nervadura (Ediciones del Mall, Barcelona, 1985), Cuatro poemas (1990), Errar ((El Tucán de Virginia, México, 1993), La vida mantis (El Tucán de Virginia, México, 1993), Nivel medio verdadero de las aguas que se besan (Ave del paraíso, Madrid, 1994), Algo bello que nosotros conservamos (Vitoria, México, 1995), Circa 1994 (Práctica mortal, México, 1996), Son de mi padre (Ediciones Arlequín, México, 1996), Alegrial (Ave del paraíso, Madrid, 1997), Razón de amor y acto de fe (Visor, Madrid, 2001), Querencia, gracia y otros poemas (Galaxia Gutemberg, Barcedlona, 2003), Acción que en un momento creí gracia (Igitur, Tarragona, 2005).


Su labor como crítico literario se vincula a revistas como «Vuelta», dirigida por Octavio Paz.


Como ensayista ha publicado los libros Una cierta mirada (UAM, México, 1989), Insistencias sobre el presente poético (Luz azul, México,1994, 2004), Justificación material (FCE, México, 2004) .


En 1997 obtuvo el importante Premio de Poesía Aguascalientes.

El corazón - Laura Giordani

En cada pecho hay un sol sepultado
con su pulsación clandestina,
su madriguera de temblores
y una confesión de sobrevida
en los labios.


En cada pecho, una rotura,
un hueco para alojar la verdad
que no soportarían los ojos:
el aleteo de un pájaro lacerado sostiene el mundo.

Laura Giordani, 2005.