Escrito con un nictógrafo de Arturo Carrera en la voz de Alejandra Pizarnik



Arturo Carrera recuerda que en 1966, cuando tenía 18 años, llegó a la ciudad de Buenos Aires desde su lugar natal junto con César Aira. Lo primero que hizo fue buscar en la guía telefónica el número de Alejandra Pizarnik, le compró unos cigarrillos Gitanes y una tortuga que movía las patas y la cabeza, y le tocó el timbre de la calle Montes de Oca al 600, donde la poeta vivía con su madre.




Pronto se hicieron amigos y ella presentó Escrito con un nictógrafo, el primer poemario que publicó Carrera en 1972 en el Centro de Arte y Comunicación de Buenos Aires.
Allí está el poeta, Arturo Carrera, y allí aparece desde la oscuridad la voz de Alejandra Pizarnik leyendo el poema de su amigo.
-------------

--------------
Escrito con un nictógrafo de Arturo Carrera
en la voz de Alejandra Pizarnik.
---------
---------
El escriba ha desaparecido
Señaló el sitio vacío
donde los muertos se divierten
La noche penetrando
y el glande inflado de tinta, penetrando
hacen el mismo ruido
que la muerte penetrando
Asisto a su duración en lo instantáneo
SILENCIO DESORBITADO
su fiesta en lo opaco, en lo pleno, en lo plano
la atención lleva un blanco en la frente
lleva una capa de lirones
despiertos
es la época en que la muerte entra muda

Mudo mi cuerpo

Yo me impongo en tu muerte
Yo me guarezco tu muda
tiempo de atenuación

tiempo de purificación

tiempo de lluvias constantes
lo insensible vibra
lo insensible soporta la noche
brota flores en mitad de la noche
en mitad de la página
sobre la panza de la muerte
la orfandad lleva un blanco en la frente
E L P O E M A S E A B R E
esa es tu fuerza
la orfandad es fascinada comandada

Subida a la barca invadida y hundida de muertos

Yo en la prosa de tu libro

En el barco de los muertos

Entre volúmenes huecos mi cuerpo grafía

a otro páramo

descargando letras huesos huecos

El poema se abre

Esa es tu fuerza
El poema toma contacto
Se desliza con brazos extendidos

por las dos orillas

esa es tu fuerza

Me hablabas de una trampa del lenguaje
el poema se abre
SALTAN TUS MUERTOS
C L O W N S
D A N Z A S
interferencia de danzas
palimpsesto de danzas
en lo oscuro
la oscuridad polarizada

Y danzas

Como las danzas de las abejas
invariables

te atraen con sus movimientos mociosos

para extenuar un lugar

para desocultar otro lugar
para fingir invadir para informar

DANZAS
vos estás dictás dilectismos
espacios acopiados sismos

estos muertos son míos
(señalando las palabras)
estos muertos son míos.

Arturo Carrera
Poeta y crítico nacido en la provincia de Buenos Aires, en 1948. Es considerado como una de las figuras centrales de la poesía contemporánea, y poco a poco sus libros de poemas se han convertido en clásicos de su generación. Siguiendo de cerca el trabajo de la vanguardia en la voces de Haroldo de Campos, Lezama Lima y Severo Sarduy, Carrera fue sedimentando un estilo propio, que busca explorar los límites del lenguaje, sus juegos, sus resquicios de sentido para construir un proyecto poético que hoy es conocido por la crítica como "neobarroso", término acuñado por el poeta Néstor Perlongher.

Amigo personal y seguidor de la obra de Alejandra Pizarnik, Carrera es hoy el centro de un taller de escritura poética que ha dado lugar a la maduración de nuevas voces en la poesía argentina.

Obra
Escrito con un nictógrafo (1972).
Momento de simetría (1973).
Oro (1975).
Ciudad del colibrí (1982).
La partera canta (1982).
Mi padre (1983).
Arturo y yo (1984).
Ticket (1986).
Animaciones suspendidas (1986).
Retrato de un albañil adolescente & telones zurcidos
para títeres con himen (con Emeterio Cerro, 1988).
Children's Corner (1989).
Teoría del cielo (con Teresa Arijón, 1989).
Nacen los otros (1993).
La banda oscura de Alejandro (1994).
El vespertillo de las parcas (1997).

–¿Qué lugar ocupa Escrito con un nictógrafo respecto del conjunto de su obra?
Lo estoy mirando como si desapareciera, pero al mismo tiempo reconozco en esa escritura los antecedentes de toda mi obra, básicamente esa escritura de la noche –lo que quiere decir nictógrafo– que vuelve a recuperarse en mi nuevo libro Noche y día (Losada), que está dividido en dos partes: un carpe noctem y un carpe diem, dos pequeños tratados, el nocturno y el diurno, que en realidad es un continuo porque para mí es la búsqueda de las dos caras de la misma moneda, que es el poema mismo, el tiempo en su dimensión absoluta. En este libro hay todo una fetichización de la escritura, resuelto con un procedimiento de escritura que es la utilización de ese nictógrafo, el aparato que Lewis Carrol usaba para escribir en la oscuridad, la famosa “caja de hacer textos”.

–¿Lo escribió verdaderamente en la oscuridad?

Sí, yo estaba tan mal en ese momento que escribía en la oscuridad. Me despertaba y escribía pequeños fragmentos que iba acumulando en un cuaderno. Trataba de que fuera una escritura “a ciegas”, después al otro día captaba esos fragmentos escritos y los pulía... estaba un poco loco en esa época. La muerte de mi abuela me había afectado mucho, era el último personaje de mi familia, por eso el nictógrafo es como un punto de clivaje en el plano del amor, o en el plano de la escritura elemental del parentesco.




6 comentarios:

ana dijo...

gracias por dejarnos la voz de pizarnik. es un voz que me ha sorprendido. imaginaba la voz de alejandra más minuciosa e indefensa, y la he encontrado llena de peso, madurez y aullido. de cualquier forma, me ha emocionado. un beso.

Laura Giordani dijo...

Gracias a ti Ana por haber escuchado la voz de Alejandra. Tienes razón: tuve la misma percepción que tu al escucharla por primera vez. Es como si en mi interior yo le hubiese puesto una voz a Alejandra mucho más frágil, vulnerada... Tuve que hacer el "duelo" de esa voz interior con la que yo había compañado mentalmente sus versos, incluso al leer sus poemas en voz alta.
Ya pasaré por tu blog a hacerte una visita. Lo encuentro sumamente interesante. Si te parece bien, pongo un enlace aquí a Quien teme a Virginia Wolf
Un abrazo,
Laura.

ana dijo...

laura, no tengo ningún problema en que pongas un enlace al blog, siempre y cuando quieras hacerlo -vaya, yo hace una semana puse un enlace al tuyo y no se me ocurrió preguntarte si te parecía bien, espero que no te importe-. a mí de momento mi blog me sirve para algunos escalones que por ahí hay, y si resulta que a alguien le parece mínimamente digno de interés ya he conseguido con ese pequeño espacio más de lo que pensaba, y me da alegrá -esa alegría de saber que quizá estás compartiendo algo tuyo y querido.

y sí, yo ahora, tras escucharla, cuando lea a pizarnik también tendré que deconstruirla, seguro que entonces algunos de sus poemas cambian para mí algún matiz, sin dejar por supuesto de ser intensa, sólo que levemente de otra manera.

un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola, unos amigos están intentando traducir este poema al inglés, podría alguien aclararme el significado de la palabra 'mociosos'.

Muchas gracias, saludos.

Anónimo dijo...

Hola, unos amigos están intentando traducir este poema al inglés, podría alguien aclararme el significado de la palabra 'mociosos'.

Muchas gracias, saludos.

Mutuverria dijo...

Hola, si no me equivoco es la palabra portuguesa, que se traduce como perezoso. Saludos