lunes, 19 de mayo de 2008

Tres poemas de Germán Arens







Silencio


En el silencio
la urdimbre
del dolor.
La vida
en mis uñas.
La muerte
en mis manos...
y
una
plegaria
de gloria
en la mentira.







Espárragos


Los espárragos más tiernos
crecían a ambos lados
de un desague
que habitaban
desde los inicios
de la colonización
las ranas y los mosquitos.


Los buscábamos por debajo
de la sombra
de un sauce llorador
en los veranos del setenta.

Una vez encontramos
un paquete envuelto
en papel de diario...
estaba lleno de balas.



Lugar y tiempo


La memoria en la que guardo:
unos cuantos amigos en desuso,
tres perros negros,
un sauce y un olivo,
un pasado de casa
que no vuelve :
(mi madre y mis hermanos),
los cuentos de un tìo Bradburyano :
(su guitarra, su canoa, sus amores),
mi abuela
por las bocas chacareras :
(el mercurio, su batón y sus manìas),
un monte
que quizás nunca haya sido...
para otros ojos
lo que fue para los mios,
un remanso
de imprudencias consabidas
en la orilla
de aquel rio que hoy no río.
Ha sido mi niñez

Lugar y tiempo en el que fue asignado
el perdurable dolor de no crecer jamás.






Germán Arens


Nos cuenta Germán: "Nací en Bahía Blanca- Pcia. de Bs.As. el 8 de abril de 1967, entre esta ciudad y Río Colorado – Pcia. de Río Negro paso mi vida, salvo tres años de mi adolescencia en los que estuve pupilo en Darregueira - Pcia. de Bs. As. en un colegio dirigido por los Hermanos Maristas.



Además de escribir, hago fotografía y formo parte como cantor de un grupo de tangos reos y milongas llamado “La Puñalada” con el que grabé dos discos. Como solista grabé tres discos de milonga surera. He publicado mis poemas solo en antologías y en sitios web, y llevo adelante el blog:



http://www.elcosmosurero.blogspot.com/



En agosto voy a publicar "Pueblada" en Ediciones en danza.



Más información sobre el autor:


http://lainfanciadelprocedimiento.blogspot.com/2007/12/germn-arens.html

9 comentarios:

Cucaracha homicida dijo...

"La vida en mis uñas"

yo que siempre me las muerdo :(



Un abrazo,

Gari

El Cosmosurero dijo...

Laura!
Que alegría ver algo mio en tu blog...me enorgullece.Lo llevás adelante con mucho corazón y gran detalle.Saludos argentinos.

Ángela dijo...

La memoria es la cartografía del más acá y el más allá en la rapsodia de los fuegos de colores...

Hermoso poema Germán, espero poder leer más poemas tuyos... todo un placer tus letras.

Paloma

Viktor Gómez dijo...

Poco a poco nos entresueña una voz que fue nuestro día, una palabra nombra y dispone, un poema revela y somos uno. Por eso hay poetas que se quedan en casa y nos acompañan siempre, para relecturas de su obra y nuestro vivir, de nuestra obra y sus espejos silentes.

Este poeta se queda en casa, Laura.

Un beset

Viktor

Laura Giordani dijo...

Hola Gari. ya sabes entonces, a no morderse la vida.

Un gusto recibir tu visita en el blog.

Un abrazo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Germán:

A mí me alegra poder alojar tus trazas.
Esos poemas con cadencia de viento y sauce. Y de infancia como lugar del asombro y el enigma. No es fácil explicitar las razones por las que una poética nos toca, nos llega. Creo que la tuya tiene ese duende.

Gracias a vos por estar aquí.

Saludos,
Laura

El Cosmosurero dijo...

Hola!
Muchas gracias Viktor y Angela por tan lindas palabras.Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

German:

De corazón y de cabeza vas para el blog a mis favoritos.

Un abrazote,

Viktor

Laura Giordani dijo...

Hola Luis: foto retirada. Nunca fue ni es mi intención invisibilizar el trabajo de nadie y cuando encuentro el autor, trato de dar créditos. Sólo quise compartir la fragilidad y belleza de esa foto en el columpio. Siento mi torpeza, disculpame.
Un saludo,

Laura.