Una oscura pradera me convida- José Lezama Lima



Una oscura pradera me convida,
sus manteles estables y ceñidos,
giran en mí, en mi balcón se aduermen.
Dominan su extensión, su indefinida
cúpula de alabastro se recrea.
Sobre las aguas del espejo,
breve la voz en mitad de cien caminos,
mi memoria prepara su sorpresa:
gamo en el cielo, rocío, llamarada.

Sin sentir que me llaman
penetro en la pradera despacioso,
ufano en nuevo laberinto derretido.

Allí se ven, ilustres restos,
cien cabezas, cornetas, mil funciones
abren su cielo, su girasol callando.

Extraña la sorpresa en este cielo,
donde sin querer vuelven pisadas
y suenan las voces en su centro henchido.

Una oscura pradera va pasando.
Entre los dos, viento o fino papel,
el viento, herido viento de esta muerte
mágica, una y despedida.
Un pájaro y otro ya no tiemblan.



José Lezama Lima


Poeta y ensayista cubano nacido en La Habana en 1910. Está considerado como el escritor más representativo de la literatura cubana e hispanoamericana junto a José Martí. Su estilo barroco ha influido en numerosos escritores de habla hispana. Dirigió numerosas revistas literarias contribuyendo con importantes textos como «Muerte de Narciso» y «Enemigo rumor». En 1966 publicó su novela «Paradiso» donde desarrolló en prosa su sistema poético. Escribió también varios libros de ensayos.

Murió en La Habana en 1976.

8 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

"Una oscura pradera me convida"

¿cómo no se le va a amar?

Lezama Lima consiguió no poner de acuerdo todavía a lectores y críticos, ¿cómo no se le va a admirar?

Estuvo siempre donde quiso, aunque no siempre él lo supiese, ¿cómo no le vamos a envidiar?

Amor, admiración, envidia son uno. ¿Por qué llamarlo de distinta manera?

El privilegio de poder leer a este poema es uno. Llámenlo como quieran, ¿le odian? ¿le aman? No me extraña.

Es genial, Laura.

Un beset.

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

"leer a este poeta" quise decir, pero me traicinó la "m". Es lo que pasar al escribir al dictado.

Otro beset

Viktor

Laura Giordani dijo...

Estamos de acuerdo Víktor; la poesía de Lezama es grande y profusa. Lo que no estoy tan de acuerdo es en eso del amor, la envidia y la admiración.

¿Crees realmente que son lo mismo?

Un abrazo amigo y gracias por tu comentario.

Laura.

Viktor Gómez dijo...

Laura:

Por supuesto que no son lo mismo admiración, envidia, amor. Lo que en realidad quería decir es que actúan sobre nosotros complementando la consciencia y el devenir. Porque de ser adecuadamente canalizados estos tres sentimientos se complementan y reequilibran y forma una compleja estación receptiva y participadora, una red de sentimientos que recogen del diario realcionarse con el otro o con su ausencia que son un sentimiento multiplicado. Admiración, envidia, amor, si son en justa medida, potencian nuestra capacidad de ser, de ser social. Y del ser íntimo.

Eso quería decir, aunque quizá no me esté explicando bien.

Un beset

Viktor

W. Navarrete dijo...

Hermoso poema. De los más grandes.
33 cubanos acabamos de publicar un libro de homenaje a Lezama en Valencia.
Puede ver algo sobre él en mi blog que aquí le dejo.
http://cubalpairo.blogspot.com/
Felicidades Laura por un blog con tanta buena poesía.
W. Navarrete

Laura Giordani dijo...

Querido Víktor:

Son matices, creo que logro captarte un poquito más. Como sea, me alegra que hayas disfrutado la lectura de Lezama: Esa oscura pradera es -en sí- toda una poética.

Un abrazo,

Laura.

Mucha suerte en las presentacíones que comienzan hoy!

Laura Giordani dijo...

Hola William!

Compartimos entonces amor por la poesía de Lezama. Me gustaría conocer ese libro homenaje a Lezama del que hablas. Visitaré tu blog.

Gracias por tu paso,

Un cálido saludo,

Laura.

Anónimo dijo...

Hola beibys yo jappy por esta bellezura de amor. Me enamore de josé lezama, es simpaticon.