Del poemario Viaje a Almería de Antonio Martinez i Ferrer

Cloud Burst
Fotografía de Robert ParkeHarrison


Del poemario Viaje a Almería -diez semanas entre el dolor-madre-, travesía dolorosa pero también fecunda existencialmente, este poema de Antonio Martinez i Ferrer.



Pensamientos de la paranoia


I


el estío
de velas encendidas
mira
una liebre libando
el cañaveral




II


del zapato
el cordón
su huella perdió el aliento




III


el perro
de besos espesos
no se sorprende
de los tornasoles de la tarde




IV


me enloquecen
todas
las miradas
amaré hasta la muerte




V


contenido el deseo
estalla
-ebrio de espacio-
antes
de ser derrotadas
las rodillas



VI


se escarcha el rocío
la ventisca
recita entre los pinos
mientras
el gusano danza
enfermo de soledad


Antonio leyendo sus poemas en Moguer en el patio de la Casa Museo Zenobia y Juan Ramón Jiménez

Antonio Martinez i Ferrer (Alzira, Valencia, 1939) fue obrero de las artes gráficas desde los 15 años hasta su jubilación. De los 11 a los 15 años de edad trabajó en el campo en la recogida de la naranja y en los almacenes de comercialización.

Luchador y activista anti-franquista en las décadas de los 60 y 70 hasta la transición, sufrió (junto a Antoñita, su inseparable compañera, y sus cuatro hijos) el exilio político.

Actualmente reside en Alzira.

Como poeta ha publicado la trilogía de libros compuesta por El rumor del patio (Germanía, Valencia, 2006), Angustia (Germanía, Valencia, 2006) y Corre, corre, niño de arena (Germanía, Valencia, 2006), publicada doblemente en valenciano y en castellano.

7 comentarios:

Arturo Borra dijo...

Laura, realmente, es una labor necesaria -y hermosa de tu parte- ésta de acompañar a Antonio, de abrazar su dolor y traerlo a escena a través de sus poemas íntimos, desgarrados, lacónicos...
De todos esos pensamientos me quedo especialmente con el quinto:

contenido el deseo
estalla
-ebrio de espacio-
antes
de ser derrotadas
las rodillas

Podría decirse que allí hay un deseo que tiene voluntad expansiva pero que carece de medios de realización. Excelente forma de mencionar la tensión nada paranoica, en este caso) entre deseo y realidad...
Un abrazo para ambos,
Arturo

Viktor Gómez dijo...

Creo que el movimiento VI es dentro de la intensidad del poema el que más vivo, más vivamente es parte de mi biografia.

Querido Antonio:

"Qué no venga más
qué se cierre para nunca
tan blanca densidad
de la mañana sin ella"

Tu Viktor

Laura Giordani dijo...

Gracias Arturo; solo aclarar que para mí acompañar a Antonio no es en absoluto una labor; es puro fluir de un afecto y una cercanía interna.

Y si es una labor; es gozosa, desde luego.

Un abrazo y seguiremos leyendo a nuestro Antonio.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Bellísimos y desgarrados versos esos que has escogido, Víktor.

Un abrazo y gracias por tu huella.

Laura,

Estel_Julià dijo...

Me encanta como escribe este hombre Laura, gracias por traerlo.

Humilde, trabajador, generoso con las letras, no le conozco mucho pero unas pocas intervenciones suyas me dan una idea de su personalidad.



Un abrazo estival,


Estel J.



http://trazandocaminos.blogspot.com/2008/08/erotika.html

Laura Giordani dijo...

Querida Estel:

Te va otro abrazo estival y comparto lo que has vertido sobre Antonio Martínez y sus letras.

Seguimos compartiendo,

Salud !

Laura.

Laura Giordani dijo...

Querida Estel:

Te va otro abrazo estival y comparto lo que has vertido sobre Antonio Martínez y sus letras.

Seguimos compartiendo,

Salud !

Laura.