lunes, 9 de junio de 2008

Un poema de Eduardo Milán


El Obelisco -símbolo de la Ciudad- reunió a muchos porteños que se juntaron a disfrutar del sopresivo fenómeno.

-recorto Buenos Aires nevando
niños bolivianos arrojándose bolas de nieve


¡está nevando!
¡está nevando!
claro que está nevando,


la blanca nunca vista cae sobre el sur
el oso nunca hizo más que merodear
el hueco de un posible abrazo
ahora hunde el suelo
bajo sus patas sin miel que chupar
pedazo de hielo rodeado de agua
"pequeña porción de Paraíso"
este Señor de las Primeras Rimas
tiene un enredo de celdilla en los panales de Alaska


y nevará más que esto,
franeleo alrededor del fuego
flamerío de fogata
chisporroteo bien encuadrado
-falta decir que en lo que dije
hay una elipsis de la fotografía
en blanco y negro
ningún gris grave
correspondiente a susurro
-todo chirría
brillo de sol en los penúltimos finales.



* El invierno pasado una histórica nevada cubrió la ciudad de Buenos Aires; la última había sido en Junio del año 1918.


Este poema se ha copiado de la revista 7de7 revista de escritura & poéticas y es uno de los seis poemas de Eduardo Milán que han publicado en el último número (Junio 2008)




También hay una entrevista a Antonio Méndez realizada por Arturo Borra, Víktor Gómez y yo.