Palabras- Poema de Laura Giordani



Hace tiempo perdieron su halo
pero seguimos enhebrándolas
con fervor como talismanes,
como si alguna hubiera salvado
un solo árbol de la quema
o fuera posible repoblar una ciudad
con fotos sustraídas de lápidas.

Habitan las bocas y los anaqueles,
los balbuceos y testamentos,
encienden los dinteles que los pies trasponen,
encantan con su zumbido
de enjambre enloquecido el horizonte
y nos entretienen con sus atavíos
hasta contarnos sin metáforas
nuestra muerte.
.
.
Laura Giordani, de Cartografía de lo blando.

11 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

La riqueza de un vocabulario y la fluidez de un río versal hacen de tu escritura un íntimo canturreo, una serena y emotiva conversación del ser con sus límites. Y sí, hay en cada verso y en el cierre una irrefrenable sensación de autenticidad y lucidez ante lo vivido que apabulla, enamora y recrea.

Gracias, Laura.

Un beset

Viktor

enrique sanmol dijo...

Recalo por casualidad en este espacio, Laura, para encontrarme con una gratísima sorpresa, una maravilla de blog.

Un fuerte abrazo.

P.D. ¿qué fue de Víctor Puertodán, sigue por aquí en Valencia?

Laura Giordani dijo...

Víktor:

Se agradece mucho tu presencia y aliento continuado en el blog, Has explicado con elocuencia ese diálogo íntimo con nuestros límites y la palabra -para quienes trabajamos con ella- muestra sus límites- En esa tensión de posibilidades y escollos se juega el poema.

Un abrazo, amigo.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Enrique:

Qué linda sorpresa! Pasan años y ni nos enteramos.

Te paso mi dirección de correo electrónico así te cuento cosas por otro canal.

cruzdelsur11@hotmail.com

Un abrazo,
Laura.

Me alegra que te guste el blog y eres bienvenido.

Nuria dijo...

Rayuela... cuánto jugué de pequeña a ese juego.
Precioso poema lleno de adjetivos...

Arha dijo...

de ausencia en la presencia y viceversa

llegué hasta aquí y se está a gusto en la palabra

volveré pronto

mis abrazos

Mark dijo...

hasta contarnos sin metáforas
nuestra muerte

:-) que bueno

Laura Giordani dijo...

Hola Nuria:

También recuerdo el juego de la rayuela que dibujábamos con tiza en cualquier patio o acera... era un espacio mágico, con el cielo en la cúspide.
Celebro tu paso por esta rayuela virtual.

Un abrazo,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Cuando quieras, esta es tu casa Arha y va otro abrazo para ti.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Hola Mark:

Gracias por tu visita y tu comentario. Seguimos compartiendo poesía.

Un abrazo,

Laura.

Arturo Borra dijo...

Hace tiempo gozo de la precisión lingüística que supera el puro virtuosismo. Hace tiempo que a pesar de las palabras caídas, sigue intacta la aspiración a acceder a su potencia, y así inaugurar nuevos mundos.
Un filósofo que suelo leer decía algo así como "El lenguaje es como una prostituta universal que, a pesar de todo, mantiene su virginidad intacta" (Castoriadis).
Esa virginidad es la que brota aquí, con excelencia poética (algo infrecuente en los tiempos que corren).
Brillante... eso es todo.
Un beso,
Arturo