miércoles, 28 de noviembre de 2007

Pobreza- Antonio Martínez i Ferrer



el torrente compone
con sus volúmenes rotos

un nuevo artificio
de gritos

--------- el final domado
descompone los azules

seguir bajando

seguir cayendo

seguir vacíos

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Para Antonio y para Laura, sin porque:

Todo lo sabe
quien lo perdió todo.

Amar después
es para nada
el mejor de los posibles.

Una huella
de la grandeza humana:

Ingenuidad perfecta,
reconquista del ser:

Infancia.

Vuestro Víctor

Laura Giordani dijo...

Todo lo sabe
quien lo perdió todo.


A veces parece que se trata de volver sobre los pasos, perder los jirones, de una vuelta a otros ojos más albos, más inocentes para poder ver. Las pérdidas, como vientos soplando desde dentro, se llevan la hojarasca y oculto encontramos a veces un brote.

Gracias Víktor,

Laura

Laura Giordani dijo...

TIEMPO

A Olga Orozco

Yo no sé de la infancia
más que un miedo luminoso
y una mano que me arrastra
a mi otra orilla.

Mi infancia y su perfume
a pájaro acariciado.


Alejandra Pizarnik