lunes, 4 de noviembre de 2013

Sudestada





Promiscuidad de cortezas en una cópula alta, el viento sur torciendo los nudos, lanzando las ramas en brazos del árbol más próximo.

No sé qué es este delirio savia arriba, la consunción del canto antes que los nidos sean arrastrados por la ternura más fría,  más expuesta al derribo.

 [Después de la tormenta,
 los algarrobos todavía
estremecidos 
se abandonan, juntan
sus manos, rezan.


[Antes de desaparecer], en preparación.
Laura Giordani


Fotografía de Michael E. Gordon